3 may. 2011

Caen los precios de algunos 'commodities'

Por Liam Pleven

La racha alcista en los precios de las materias primas que se ha prolongado durante meses ha desatado temores de que podría causar presiones inflacionarias o afectar el gasto de los consumidores. Pero últimamente se ha producido un giro inesperado: los precios de algunos commodities están cayendo.

Materias primas como el algodón y el zinc, cuyos precios se dispararon a finales del año pasado, se han rezagado en las últimas semanas. Algunas han registrado descensos porcentuales de dos dígitos en los mercados de futuros.

La cotización del algodón ha bajado 17% desde su máximo histórico establecido a principios de marzo, y la del azúcar ha perdido 34% desde su máximo de febrero. El plomo y el zinc han declinado bruscamente en las últimas semanas luego de dispararse en el segundo semestre de 2010. El cobre ha cedido 6% en lo que va del año.

[Abreast]

Las caídas se produjeron durante un frenético mes de abril, cuando otras materias primas continuaron su marcha alcista. Los precios del petróleo en Nueva York aumentaron 7% en el mes, mientras el oro batió marcas en términos nominales en 13 oportunidades y la plata se acercó a su máximo histórico.

Los motivos de las caídas de precios varían. En algunos casos, la producción abundante alivió los temores de escasez. En otros, los inversionistas perdieron el apetito después de que China y otros países emergentes tomaran medidas para enfriar sus economías.

Los descensos, sin embargo, también podrían indicar que los precios subieron en forma muy abrupta en los últimos meses y se desacoplaron de los fundamentos de la oferta y la demanda, que a la larga son los que determinan los precios. "Muchos de esos mercados técnicamente estaban sobrecomprados", dijo Brad Zigler, editor de Hard Assets Investor, un boletín en línea. "Los commodities son una clase de activos volátiles y hay que anticipar que lo que sube con rapidez puede bajar con rapidez".

Los precios de muchos bienes, en todo caso, siguen estando muy por encima de lo que estaban hace un año. Y la cotización del petróleo, que se mantuvo estable durante gran parte de 2010, ha aumentado 25% este año.

De todos modos, si la caída de otros commodities persiste, podría apuntalar los argumentos de los gobernadores de la Reserva Federal de Estados Unidos y otros economistas que sostienen que el alza en los precios de las materias primas es un fenómeno transitorio y no provocará presiones inflacionarias en EE.UU. siempre y cuando el desempleo se mantenga alto y el crecimiento de los salarios sea débil.

Las caídas de precios podrían, a su vez, presentar un riesgo para los inversionistas que han volcado miles de millones de dólares a los commodities en los últimos años, al apostar que los mercados emergentes serán los motores de la demanda de materias primas. Pero también podrían aliviar los bolsillos de los consumidores y las empresas que soportan mayores costos que no pueden traspasar por completo a los clientes. Muchas firmas atribuyen a las materias primas una reducción de sus ganancias y un aumento en los de precios de sus productos.

El impacto ha sido sustancial. El miércoles, Energizer Holdings Inc. afirmó que los precios más altos del zinc y el acero que usa en sus pilas le costaron US$40 millones en ganancias durante los seis meses previos en una división. Energizer elevó los precios de algunas pilas 7% a partir del 1 de marzo.

Los precios del zinc aumentaron 39% en la segunda mitad de 2010 y 5% en los dos primeros meses de este año en la Bolsa de Metales de Londres. Pero las medidas de China para enfriar la economía han ayudado a frenar el alza ya que las compras chinas representan alrededor de 40% del mercado, indicó Bart Melek, director de estrategia de commodities de TD Securities. El zinc bajó 13% desde su máximo registrado en febrero, aunque Energizer aún afronta los costos más altos de otros materiales, como la plata.

Fuente: WSJ