15 abr. 2011

La apreciación del euro agrava problemas de las economías periféricas

Por Brian Blackstone

FRÁNCFORT—La periferia de la Unión Europea se prepara para otro golpe a sus ya sombrías perspectivas económicas, esta vez debido al alza del euro, que el miércoles llegó a su nivel más alto en 15 meses frente al dólar.

En lo que va del año, el euro ha subido casi 10% respecto a la moneda estadounidense y 4% por encima de la libra británica.

Usualmente, los exportadores pueden contrarrestar un tipo de cambio más alto cuando los volúmenes de comercio van en subida, como ocurrió el año pasado cuando el intercambio comercial global se expandió a tasas de dos dígitos, impulsado por países emergentes de rápido crecimiento como China, India y Brasil.

Pero se prevé que el comercio mundial crezca 7,4% este año, muy por debajo del 12,4% de 2010, según dijo esta semana el Fondo Monetario Internacional, lo que elimina una fuente clave de demanda para la zona euro, que lucha por generar un crecimiento interno.

[euro]

Irlanda es vista como uno de los países más vulnerables al alza del euro por su importante exposición al comercio fuera de la zona euro. Otro país vulnerable es Portugal, que exporta productos de bajo valor que demandan una mano de obra intensiva, como textiles. Esto podría acentuar una ya amplia brecha entre los países prósperos del norte, como Alemania, y la periferia más débil del sur europeo e Irlanda, que ya enfrentan una mezcla de alto desempleo, burbujas de deuda que explotaron y austeridad fiscal que reduce el crecimiento.

"Claramente desacelerará aun más el crecimiento en la periferia", dijo Silvio Peruzzo, economista del Royal Bank of Scotland que ha estudiado el efecto de los tipos de cambio en los distintos países del bloque. Según Peruzzo, si el euro permanece cerca de su actual nivel, podría restar 2,3% del Producto Interno Bruto irlandés en el próximo año y 1,2% del portugués.

España también recibirá un golpe importante, aunque menor que Portugal e Irlanda, según Peruzzo.

"Los movimientos significativos en las monedas tienden a tener un efecto desproporcionado en la forma en que comerciamos en Irlanda", dijo John Whelan, presidente ejecutivo de la Asociación de Exportadores Irlandeses, que representa a 70% del sector exportador de ese país. El euro alto "hace que nuestra fuerza laboral se vea más cara para una serie de mercados claves para nosotros y eso no es bueno cuando estamos enfrentando un alto desempleo", dijo Whelan, a quien le gustaría un nivel de US$1,10 por euro.La economía de Portugal no depende tanto de las exportaciones como la de Irlanda. Pero es vulnerable debido a que tiene un notable intercambio con África y América Latina, donde las transacciones con frecuencia están vinculadas al dólar.

Gran parte del alza del euro se produjo luego de que el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, dijo a mediados de enero que le preocupaba cada vez más la inflación, lo que llevó a los inversionistas a adelantar sus expectativas de alza de las tasas de interés por parte de esa institución. La semana pasada, el BCE subió las tasas de interés por primera vez en casi tres años, mucho antes del momento en que se espera que lo hagan otros grandes bancos centrales, en particular la Reserva Federal de Estados Unidos.

Las altas tasas de interés fortalecen a una moneda al atraer capital global de los inversionistas que buscan una rentabilidad más alta. Muchos analistas piensan que el BCE subirá las tasas nuevamente tan pronto como en junio, un punto de vista sustentado por recientes comentarios de altos funcionarios de la institución.

El lunes, el FMI recortó sus previsiones de crecimiento tanto para Portugal como para Irlanda y ahora espera que el primero se contraiga tanto este año como el próximo. Portugal recientemente solicitó un rescate de sus socios europeos para escapar de los altos costos de financiamiento. Irlanda y Grecia fueron rescatadas el año pasado por la Unión Europea y el FMI.

En contraste con lo que ocurre en la periferia, la industria alemana está tomando el alza del euro con calma, confiada en que la calidad de sus autos y sus máquinas de precisión más que compensarán cualquier efecto del tipo de cambio en los precios. El FMI incrementó esta semana las previsiones de crecimiento para este año de Alemania.

"Las exportaciones alemanas no dependen tan fuertemente de los precios como otros países, especialmente en ingeniería mecánica y eléctrica", dijo Dirk Schlotböller, economista de la cámara alemana de comercio e industria, conocida como DIHK. Solamente una de cada seis empresas alemanas citó en una reciente encuesta al euro como una gran amenaza económica. Muchas más están más preocupadas por los precios de la energía y de las materias primas.

"Ahí el alza del euro podría ser beneficiosa" al reducir los precios de los commodities que se fijan en dólares, dijo Schlotböller.

Fuente: WSJ

14 abr. 2011

La economía de EE.UU. sigue mejorando según la Fed

Por Luca Di Leo
Dow Jones Newswires

WASHINGTON –Todas las regiones geográficas de la economía estadounidense siguieron mejorando durante el período entre fines de febrero y el mes de marzo, y la mayoría de los 12 distritos de la Reserva Federal reportó avances generalizados, informó la Fed el miércoles.

En su último informe del libro beige, la Fed dijo que el débil mercado laboral también se está desempeñando mejor, y que las contrataciones de personal permanecen sólidas en el sector manufacturero, que sigue liderando la recuperación.

Los mayores costos de los bienes básicos y las materias primas han hecho que algunas empresas eleven sus precios, pero la capacidad de traspasar los mayores precios a los consumidores varió entre regiones y sectores. Con unas presiones salariales moderadas, se observaron pocas señales de preocupación sobre la inflación en el informe.

El sondeo de la Fed sobre las economías regionales, que fue preparado por el Banco de la Reserva Federal de Richmond en base a información recolectada antes del 4 de abril, será usado en la próxima reunión de política monetaria de la Fed que se realizará el 26 y 27 de abril. En los últimos días, altos funcionarios del banco central han indicado que mantendrán el créditos barato debido a que el desempleo aún es alto y a que se espera que la inflación, aunque está avanzando, se mantenga bajo control.

"Los informes de los doce Distritos de la Reserva Federal indicaron que la actividad económica general siguió mejorando desde el último informe", según el banco central.

Las ventas minoristas, un indicador clave del gasto de consumo que impulsa a la economía, aumentaron en la mayoría de las áreas de Estados Unidos, mientras que el sector de manufacturas registró un sólido crecimiento.

En el distrito de Boston, los resultados informados por los minoristas no mostraron un rumbo definido, mientras que las ventas continuaron débiles en el área de Richmond. Sin embargo, todas las otras regiones experimentaron al menos leves alzas en el gasto de consumo y el distrito de la Fed de Nueva York reportó "ventas sólidas", señala el informe.

El gasto de consumo en Estados Unidos siguió resistente en marzo pese al alza en los precios de los combustibles y alimentos y la continua debilidad en el mercado laboral. El Departamento de Comercio informó el miércoles que las ventas crecieron un 0,4% en marzo respecto de febrero y que las cifras de los dos meses anteriores se revisaron al alza. Sin embargo, los sectores de vivienda y comercio permanecen rezagados en la economía, los que se espera se hayan desacelerado en el primer trimestre en relación a la expansión anual del 3,0% registrado a fines de 2010.

Mientras los informes que se concentraron en el panorama a corto plazo fueron en gran parte optimistas, la incertidumbre continuó alta en varias economías regionales, según el libro beige. Muchas empresas están preocupadas de que la agitación en el norte de África y el Medio Oriente podría causar un alza adicional en los precios del petróleo, así como las consecuencias del terremoto y crisis nuclear de Japón.

Las autoridades de la Fed de Boston, Filadelfia, Richmond, Atlanta, Chicago, Mineápolis, y Dallas destacaron que las empresas en sus áreas tenían, o esperan, disrupciones en las ventas y la producción como resultado de la tragedia en Japón.

Se informó que los mayores precios del petróleo, granos, metales y otros bienes básicos mundiales estarían ejerciendo presión al alza sobre los precios, y los precios de la energía fueron los citados con mayor frecuencia.

Los precios de los insumos se elevaron particularmente para los productos basados en el petróleo, algodón y otros bienes básicos agrícolas, indicó el libro beige. Los transportistas añadieron cargos por combustibles en varias regiones.

Sin embargo, la capacidad de traspasar los mayores costos a los consumidores varió entre las regiones.

Algunos fabricantes en Boston elevaron sus precios. Pero en los distritos de Chicago y Atlanta, las empresas minoristas y de construcción tuvieron poco éxito en elevar los precios. Los contactos empresariales de la Fed de San Francisco informaron de una capacidad limitada de traspasar los mayores precios de insumos en cualquier artículo excepto alimentos y bencinas.

Dado que las presiones de salarios que se describen como limitadas o modestas en varias áreas -los trabajadores no logran conseguir alzas de sueldos porque el mercado laboral, aunque está mejorando sigue débil-, la gran mayoría de las autoridades de la Fed esperan que la inflación se mantenga bajo control. A su vez, esto permite al banco central continuar con su política monetaria flexible para estimular el crecimiento económico y reducir el desempleo.

13 abr. 2011

Las amenazas al crecimiento de China

Por Bob Davis

WASHINGTON—A medida que los ministros de Finanzas convergen en Washington esta semana para una reunión del Fondo Monetario Internacional, la economía mundial depende cada vez más de China. En las últimas tres décadas, China creció a un ritmo anual de alrededor de 10%, un porcentaje que se destaca especialmente este año en un momento en que la economía mundial ha sido golpeada por la inestabilidad en Japón, Medio Oriente y Europa.

El economista jefe del Banco Mundial, Justin Yifu Lin, dice que China representó alrededor de la cuarta parte del crecimiento global entre 2000 y 2009, arrebatándole por poco el primer puesto a Estados Unidos y superando con creces a cualquier otro país. Pero el persistente éxito chino dista de ser una apuesta segura. Muchos países de rápido crecimiento han perdido impulso.

A continuación echamos un vistazo a tres problemas que podrían socavar el progreso de China en los próximos años.

Se revienta la burbuja inmobiliaria. En las treinta mayores ciudades de China, los precios subieron alrededor de 50% en los últimos dos años, según Dragonomics Research, una consultora de Beijing. Los chinos comunes y corrientes se han convertido en especuladores del mercado inmobiliario, en una especie de repetición de lo que ocurrió en EE.UU. en 2007, y asumen que los precios de los inmuebles solamente pueden subir. A diferencia de los estadounidenses, los chinos tienen pocas opciones en las que invertir fuera del mercado inmobiliario: las tasas de interés para los depósitos bancarios se ubican bien por debajo de la inflación, la impresión general es que el mercado bursátil es manipulado y el gobierno no los deja invertir en el extranjero.

[china]

Las grandes industrias también son grandes especuladoras. A fines de 2008, China ordenó a los bancos de propiedad estatal que incrementaran los préstamos para combatir la recesión global. Muchos de esos créditos fueron a parar a empresas del Estado que inyectaron dinero en el sector de bienes raíces, dice el economista Yongheng Deng, de la Universidad Nacional de Singapur. El precio de los terrenos comprados en subastas en ocho grandes ciudades chinas se duplicó en 2009, según sus cálculos.

El gobierno chino está tratando de desinflar la burbuja inmobiliaria incrementando los pagos iniciales que hay que hacer por las hipotecas e introduciendo impuestos sobre las propiedades. Pero eso podría ser insuficiente. Los gobiernos locales dependen de los ingresos de las ventas de tierras para financiar sus operaciones. UBS Investment dice que será "muy difícil" que China logre evitar una burbuja inmobiliaria "a mediano plazo". El especialista en China Nicholas Lardy, del Instituto Peterson de Economía Internacional, cree que un colapso del mercado inmobiliario podría restarle 2,5 puntos porcentuales al crecimiento chino, un golpe más duro que el sufrió al comienzo de la crisis global.

Un reequilibrio desequilibrado. China ha crecido rápidamente gracias a las masivas inversiones en carreteras, aeropuertos, terminales portuarias, minas, siderúrgicas y demás proyectos de infraestructura, y ayudando a los exportadores a través de sueldos bajos y una moneda subvaluada. Pero esta estrategia económica podría estar perdiendo fuerza. Si bien la inversión ha crecido hasta representar casi 50% del Producto Interno Bruto, la creación de empleo está trepando a una débil tasa anual de 1%. Además, es poco probable que las exportaciones chinas mantengan el ritmo de los últimos años debido a una disminución de la demanda de EE.UU. y Europa.

Los líderes chinos saben que necesitan concentrarse más en el enorme mercado local. Dedicarse al fomento de la demanda interna ha sido el objetivo formal del gobierno desde al menos 2007, pero los progresos han sido escasos. De hecho, el porcentaje de la economía que representa el gasto de los consumidores ha continuado cayendo, actualmente a alrededor de 35% del PIB, la mitad del nivel que alcanza en EE.UU.

Tensiones políticas. Los líderes chinos hablan de una "sociedad armónica", pero están reprimiendo a los activistas a favor de la democracia, alentados por las manifestaciones en Medio Oriente, si bien ha habido pocas demostraciones callejeras en China.

Aunque los ciudadanos chinos se enfurecen por la apropiación de tierras por parte de las autoridades locales y otros abusos de poder, las protestas son esporádicas y pocas veces se extienden por el país. A veces los chinos ven a Beijing como un aliado en el combate contra los funcionarios locales corruptos, no como un blanco de las manifestaciones.

Un desastre nuclear al estilo de Japón, por ejemplo, sería "una catástrofe para el régimen" en China, explica Arthur Kroeber, director gerente de Dragonomics, dado que es probable que las plantas nucleares chinas sean más precarias que en Japón y la capacidad del gobierno para manejar una crisis posiblemente sea más limitada. Eso podría encender la indignación contra Beijing.

China intenta evitar los disturbios políticos a golpe de mejoras económicas. Una de las razones por las que el gobierno se está concentrando en la inflación —que, ubicada en 5%, casi duplica la de hace un año— es que la ira por los altos precios ha precedido la inquietud política, fundamentalmente durante las protestas de la plaza de Tiananmen en 1989.

Fuente: WSJ

12 abr. 2011

Brasil busca que la relación con China vaya más allá de las materias primas

Por Paulo Prada

SÃO PAULO—Cuando el presidente chino, Hu Jintao, le de la bienvenida a su colega brasileña Dilma Rousseff, que el lunes inicia una visita oficial a Beijing, se espera que la mandataria elogie los crecientes lazos comerciales entre dos de las economías más grandes y de crecimiento más acelerado del mundo.

Pero aparte de los elogios, se espera también que Rousseff ventile la creciente frustración que Brasil, al igual que otros países en desarrollo, siente respecto a la naturaleza de sus relaciones comerciales con China. Mientras que países como Brasil abastecen de materias primas a la voraz economía china, el gigante asiático los inunda de importaciones baratas y limita el acceso de otros tipos de productos, como bienes manufacturados.

Rousseff llega a China donde recibirá este lunes una bienvenida oficial previa a reuniones bilaterales que se realizarán el martes y el miércoles. El jueves, ambos presidentes se reunirán con los líderes de Rusia, India y Sudáfrica en un encuentro de los países emergentes denominados BRICS. "Necesitamos una relación más sofisticada con los chinos", dice Sergio Amaral, ex ministro brasileño de Comercio que encabeza el Consejo Empresarial Brasil –China, un grupo de Río de Janeiro que impulsa los lazos entre ambos países. "Esta relación no puede basarse solamente en los commodities", consideró.

El apetito chino por mineral de hierro, petróleo, soya y otras materias primas propulsa el crecimiento de las exportaciones que es responsable de gran parte del auge brasileño. El comercio entre los dos países se disparó a más de US$56.000 millones en 2010 en comparación con un poco más de US$3.000 millones hace una década. Durante este lapso, China superó a Estados Unidos y se convirtió en el principal socio comercial de Brasil, de la misma forma que lo hizo con otros países latinoamericanos y economías emergentes de todo el mundo.

Pero a medida que los lazos se han profundizado, muchos en Brasil ven una creciente necesidad de que la relación sea más equitativa. Un portavoz del gobierno brasileño indicó que el viaje de Rousseff a China tiene que ver con la "reciprocidad" entre los dos países en términos de comercio e inversiones. Por ejemplo, 84% de las exportaciones de Brasil a China son commodities, en tanto que 98% de las envíos del país asiático son de bienes manufacturados, de acuerdo con el gobierno brasileño.

Un asunto que ocupará un lugar destacado de la agenda es la política cambiaria china y su efecto en el comercio bilateral. Haciéndose eco de quejas de EE.UU. y de otros grandes exportadores, Rousseff se ha vuelto crecientemente crítica de la intervención de Beijing en los mercados de divisas. La maniobra abarata las exportaciones chinas en los mercados globales y socava la competitividad de los productos brasileños en el mercado interno con respecto a las importaciones de China, especialmente en un momento en que el real se ha disparado.

Además, se espera que Rousseff le pida a Hu que abra los mercados chinos a una más amplia gama de productos brasileños. Aunque importaciones chinas baratas inundan Brasil y otros mercados emergentes, China ha erigido estrictas barreras contra ciertas importaciones. El desequilibrio ha multiplicado las quejas de grupos empresariales en otros mercados de rápido crecimiento, incluyendo Sudáfrica, India e Indonesia.

Un tercer problema entre los dos países es el rol de China como inversionista extranjero.

Luego de una visita de a Hu a Brasil en 2004, durante la cual se cerraron una serie de pactos bilaterales y se anunciaron inversiones, Brasil tenía muchas esperanzas de que hubiese emprendimientos chinos en su territorio. Pero algunas de las promesas chinas no se han materializado y la mayor parte de sus inversiones están centradas en alimentos, combustible, minerales y otras materias primas.

"Los chinos han invertido en forma oportunista", dice Luiz Felipe Lampreia, un ex ministro de Relaciones Exteriores. "No están interesados en desarrollar negocios en otros mercados ya que están obteniendo lo que necesitan para su propio crecimiento", afirmó.

Fuente: WSJ

11 abr. 2011

Reservas de China harían bajar el precio del cobre

Por Carolyn Cui y Tatyana Shumsky

En su empeño por buscar pistas que expliquen la fortaleza de la reciente alza en el precio de las materias primas, algunos analistas e inversionistas están mirando más de cerca el mercado del cobre, donde han surgido señales de alarma.

Los precios del cobre casi se han cuadruplicado luego de un alza de dos años impulsada por la creencia de que China, el mayor usuario del mundo, tiene un apetito insaciable por el metal.

Los compradores chinos, sin embargo, sienten un golpe por partida doble: el aumento en los precios del cobre y las enérgicas medidas del gobierno para restringir el crédito.

Asimismo, han resurgido indicios de la existencia de reservas de cobre de las que no se sabía, una señal de que buena parte del metal comprado no hay sido utilizado. Analistas de China y de varios bancos occidentales calculan que se trata de alrededor de un millón de toneladas, lo que equivale a aproximadamente 15% del consumo anual del país.

La evolución en los precios del cobre es seguida muy de cerca y el metal se ha ganado el apodo de "doctor cobre" por su capacidad para servir como termómetro de la economía global. Puesto que es empleado en una variedad de industrias, una fuerte demanda del cobre coincide a menudo con una expansión de la economía.

[cobre]

Después de alcanzar un récord de US$4,6320 por libra el 14 de febrero, el alza del cobre se estancó. En un momento, el metal rojo llegó a estar 11% por debajo de su máximo, aunque ha repuntado y el viernes cerró a US$4,4950 la libra en Nueva York.

Los inventarios oficiales de materias primas no son divulgados rápidamente por el gobierno chino, lo que obliga a los analistas a recurrir a otros métodos, como visitar los depósitos o cultivar fuentes en el gobierno, para intentar determinar cuánto cobre se ha usado.

La tarea se complica todavía más debido a que empresas y particulares han estado acaparando distintas materias primas, desde algodón y cobre hasta aceite de cocina, apostando a un aumento en sus precios. Ante la escasez de información acerca de las existencias, los analistas tienden a sobrestimar el consumo chino.

A fines de marzo, el mercado pudo echar un vistazo casi inusitado a la magnitud del potencial exceso de cobre cuando la Asociación China de Industrias de Metales no Ferrosos, un grupo que representa al sector y cuenta con el apoyo del gobierno, indicó que los inventarios podrían llegar al millón de toneladas.

"El riesgo es que se termine teniendo este exceso, que al final encuentra la forma de volver" al mercado, dijo Leon Westgate, analista de Standard Bank que recorrió China el mes pasado para revisar los depósitos. Agregó que observó un exceso de cobre en los depósitos cercanos a la costa, que calculó en alrededor de 700.000 toneladas. Ello "intensificó" su percepción negativa sobre el metal, aseveró.

La mayoría de los analistas cree que la demanda china a largo plazo de materias primas sigue siendo robusta debido al enorme tamaño y al vertiginoso crecimiento de la economía, pero muchos concuerdan en que las sucesivas alzas de las tasas de interés y medidas para castigar la especulación tendrán un impacto negativo en el cobre y otros commodities en el corto plazo. Algunos especuladores serán forzados a vender su cobre como resultado del incremento de los costos de financiación, mientras que los consumidores posiblemente mantendrán sus inventarios bajos para ahorrar capital.

"Ahora parece que los riesgos, por primera vez en bastante tiempo, están inclinados hacia una baja del precio", dijo Stephen Briggs, analista de metales de BNP Paribas.

Buena parte del alza del cobre desde mediados del año pasado fue impulsada por la extendida creencia de que la demanda excederá la producción minera este año y que China tendrá que ofrecer precios más altos para alimentar su creciente economía.

Si Westgate y otros tienen razón, China tiene suficiente cobre como para contrarrestar cualquier déficit esperado. El International Copper Study Group, una organización intergubernamental con sede en Portugal, calcula que la demanda de cobre excederá la producción por 435.000 toneladas este año. Esto "genera la perspectiva de un mercado en equilibrio, o incluso de un pequeño superávit", afirmó Westgate.

De todos modos, algunos analistas piensan que estas impresiones son demasiado pesimistas.

Dada la voraz demanda china, las existencias de cobre en los depósitos pueden ser consumidas en un plazo de entre 23 y 26 días, dijo el analista de Crédit Suisse, Ivan Szpakowski, que calcula que la utilización de cobre en China en 2010 fue de 9,5 millones de toneladas.

La demanda subyacente de China de cobre sigue siendo robusta, tal como indican el sólido crecimiento de la producción industrial, el consumo eléctrico y la inversión en activos fijos, manifestó.

Esa demanda no se refleja ahora mismo, argumentan algunos, debido a que los consumidores de cobre, compañías que hacen desde pestillos de puertas hasta cables de cobre para iPods, mantienen bajos sus inventarios para ahorrar capital a medida que el gobierno endurece su política de crédito.

En algún momento, estas compañías volverán al mercado, dijo Alan Williamson, un estratega de Trafigura Group, un empresa de corretaje de commodities.

Desde comienzos de año, los inventarios de cobre en depósitos designados de la bolsa de metales de Londres han subido 17%, una señal de que parte del metal está yendo de Shanghai a Londres, donde los precios son más elevados.

Fuente: WSJ