9 abr. 2010

Los temores de iliquidez bancaria ponen a Grecia contra la pared

Por Charles Forelle, en Bruselas, y Marcus Walker, en Berlín

Los temores por una potencial escasez de liquidez en los bancos del sector privado de Grecia alimentaron una venta generalizada el jueves en los mercados de deuda y acciones griegos, lo que sugiere que los esfuerzos de la Unión Europea para desactivar la crisis con una promesa vaga de un rescate respaldado por el Fondo Monetario Internacional han fracasado.

Los bonos griegos cayeron por séptima sesión consecutiva y el costo de asegurar la deuda del país contra la cesación de pagos alcanzó un nuevo récord. El índice bursátil de referencia de Grecia cayó 3,11%. El euro cayó temprano, aunque subió luego de que el presidente del Banco Central Europeo afirmara que Grecia no caería en cesación de pagos.

Sin embargo, los inversionistas siguen siendo pesimistas. El rendimiento del bono a 10 años de Grecia, un reflejo de tanto los costos de pedir prestado para el país como del riesgo que los inversionistas asocian con su deuda, tocó el 7,38%, su nivel más alto desde que se introdujo el euro. El diferencial, o "spread", entre los retornos de bonos griegos y bonos alemanes más seguros se amplió a 4,27 puntos porcentuales frente a los 4,06 puntos porcentuales el miércoles.

"Esta es claramente una señal de que las autoridades griegas llegaron al final del camino y necesitan levantar el teléfono y llamar al FMI", escribieron analistas de BNP Paribas en una nota el jueves por la mañana.

Lo que alborotó a los inversionistas el jueves fueron temores de que los bancos del país, que han sido uno de los pocos focos positivos en la infraestructura financiera de Grecia, podrían enfrentar problemas de liquidez.

El gobierno de Grecia afirmó el miércoles que los cuatro mayores bancos del país pidieron tener acceso a 17.000 millones de euros (US$23.000 millones) en medidas de liquidez sin usar del plan de apoyo del sector bancario de Grecia, que en su mayoría consiste en garantías estatales para bonos de bancos.

El anuncio causó temores de que los bancos griegos podrían estar perdiendo acceso a financiación de los mercados y quedándose sin el colateral necesario para pedir prestado del BCE. Si eso ocurre, el gobierno de Grecia podría tener que apuntalar los bancos del país con inyecciones de capital adicional, un paso que se sumaría a los propios problemas de financiamiento del gobierno.

"El problema está haciendo metástasis de un tema puramente fiscal", afirma Stephen Jen del fondo de cobertura de Londres BlueGold Capital Management. El índice de acciones de bancos griegos cayó 6% en Atenas el jueves.

Jon Levy, un analista de la firma de consultoría Eurasia Group, con sede en Nueva York, afirma que las preocupaciones del sector bancario "podrían llevar al gobierno griego a buscar un acuerdo con el FMI con más rapidez" de lo que planeaba.

Pero otros analistas afirman que no queda claro cuán serios o amenazantes son hasta ahora los problemas de liquidez de los bancos griegos.

Las garantías del Estado griego les permitirían a los bancos usar hasta 14.000 millones de euros de sus propios bonos como colateral con el BCE. Los bancos no han realizado este tipo de transacción hasta ahora, sino que en cambio prepararon la opción como una "red de seguridad", según funcionarios bancarios griegos. El gobierno podría emitir bonos para cubrir los restantes 3.000 millones de euros.

Fondos extra del BCE podrían ayudar a Grecia a compensar su constante pérdida de acceso a mercados internacionales de reposesión, en los cuales los bancos levantan fondos en poco tiempo, de otros bancos.

Aparte de los bancos, los mercados siguen sin tener claro qué sucedería si Grecia se declara en cesación de pagos.

Hay poca claridad sobre si la Unión Europea saldrá al rescate. Las dudas en este frente han golpeado a los bonos han presionado a la baja a los bonos griegos por días. Abril es un mes crucial, Grecia tiene una secuencia de bonos del tesoro que se vencen a partir de la próxima semana y luego un bono de 8.000 millones de euros en la semana siguiente. Los funcionarios griegos insisten en que tienen suficiente efectivo para pagar esas cuentas.

Mayo es otro asunto. El mayor vencimiento en ese mes se presentará el 19 de mayo, cuando maduran bonos por 8.500 millones de euros. Grecia está segura de que tendrá que tomar prestado, o buscar ayuda, antes de esta fecha.

Los líderes de la Unión Europea acordaron el mes pasado, en un anuncio ampliamente publicitado, el proveer préstamos junto al FMI si "la financiación en los mercados es insuficiente". El comunicado no dio más detalles sobre los criterios que serían tenidos en cuenta y tampoco detalló los términos del posible préstamo.

La esperanza de los funcionarios de la Unión Europea era que el comunicado calmara a los inversionistas y les asegurara que se tomarían medidas para evitar que perdieran dinero en caso de una cesación de pagos griega. Eso, a su vez, reduciría la tasa de interés que Grecia tiene que pagar para atraer a los inversionistas.

Sin embargo, las tasas de interés o rendimientos se han rehusado a bajar. Actualmente, los mercados exigen más del 7% anual para prestar dinero a Grecia por apenas dos años.

"Los líderes de la UE pueden tratar de convencer a los mercados de que es suficiente con tener un mecanismo preparado", dice Fabian Zulegg, economista jefe del Centro de Política Europea, un centro de estudios en Bruselas. "Creo que es cada vez menos probable que los mercados lo crean".

Lo que suceda después es una pregunta que aún no tiene respuesta. El darle la ayuda a Grecia requeriría la aprobación de todos los líderes de la euro zona, lo que significa que la canciller alemana Angela Merkel, la cual es reacia a rescatar a un país con poca disciplina fiscal, tiene poder de veto. Los funcionarios de la UE tienen opiniones muy diferentes sobre cuál sería el catalizador del rescate.

Un diplomático de la UE dijo el jueves que algunos países apoyan la idea de darle ayuda a Grecia basados en el hecho de que las tasas de interés actuales son demasiado altas.

Funcionarios alemanes insisten en que Grecia debe tratar de recaudar fondos en los mercados de capital, y fallar, antes de solicitar la ayuda de la UE.

Fuente: WSJ

8 abr. 2010

Bancos de desarrollo forman alianza contra la corrupción

Por Bob Davis

WASHINGTON—Con el fin de combatir la corrupción en países en desarrollo, el Banco Mundial y cuatro bancos de desarrollo regional planean empezar a elaborar una lista negra en la que incluirán a las compañías que cualquiera de dichos bancos considere culpable de pagar sobornos o de colusión, dijeron funcionarios relacionados con el asunto.

El acuerdo —que será firmado en Luxemburgo este viernes por los responsables del Banco Mundial, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), el Banco Asiático de Desarrollo (BasD) y el Banco Africano de Desarrollo (BafD)— podría afectar las prácticas empresariales de decenas de miles de compañías que operan en los países en desarrollo. La mayoría de los proyectos en las naciones más pobres cuenta con financiamiento de uno de los bancos participantes.

En la actualidad, cada banco tiene sus propios procedimientos para investigar sospechas de corrupción. A las compañías declaradas culpables por lo general se les "suspende", lo que significa que no pueden presentar ofertas en nuevos proyectos durante un número determinado de años, o en ocasiones permanentemente. Pero una firma suspendida por una institución es libre de participar en licitaciones de proyectos en otros bancos de desarrollo. La nueva política prohíbe a una firma suspendida trabajar para todos los bancos de desarrollo.

"Esto unificará las fuerzas de todos los bancos", dijo Leonard McCarthy, jefe anticorrupción del Banco Mundial, entidad que ha liderado la iniciativa. "Sabemos que nuestra investigación y las suspensiones tendrán un impacto en todas partes. Esto incrementará la presión" sobre las compañías para que sigan las prácticas correctas en los procesos de licitación de contratos. La nueva política, que se espera entre en vigor el primero de mayo, afectará a las nuevas compañías suspendidas, no a las que ya lo están, dijeron funcionarios.

En la actualidad, 162 compañías e individuos de 25 países tienen prohibido participar en licitaciones de proyectos del Banco Mundial por diversos períodos de tiempo. El BID tiene en su lista negra a unas 100 empresas e individuos, mientras que el BadD a unas 566 compañías e individuos. El BERD, que generalmente invierte en proyectos del sector privado, dijo que rara vez suspende a firmas. Por su parte, el BasD se encuentra en proceso de poner en vigor los procedimientos.

La mayor parte de las empresas suspendidas no son multinacionales reconocidas. Pero en ocasiones, algunas de las empresas más grandes del mundo entran en estas listas. El año pasado, el Banco Mundial suspendió por cuatro años a una subsidiaria rusa de la alemana Siemens por presuntos pagos de sobornos para obtener un contrato de construcción de un puente y una autopista en Moscú antes de 2007.

La compañía matriz acordó abstenerse de presentar ofertas en proyectos del Banco Mundial durante dos años y dijo que destinaría US$100 millones durante 15 años a programas anticorrupción globales. Un portavoz de Siemens declinó hacer comentarios.

La compañía estatal China State Construction Corp. fue suspendida durante seis años por el Banco Mundial por supuestamente amañar ofertas en proyectos de construcción de carreteras en Filipinas. No se pudo contactar inmediatamente a China State Construction para que hiciera comentarios al respecto.

El acuerdo para suspender colectivamente a compañías se estuvo discutiendo al menos durante cuatro años, pero lograr que las políticas de los bancos coincidieran y superar las rivalidades entre las instituciones tomó bastante tiempo. Los bancos "se consideran ellos mismos casi como estados soberanos", dijo un funcionario que participó en el acuerdo. "Es como lograr que Estados Unidos acepte automáticamente las decisiones de Francia".

Aún quedan por aclararse varios procedimientos. Por ahora, sólo las suspensiones anunciadas públicamente por un banco serán aceptadas por los otros cuatro bancos, con el objeto de fomentar la responsabilidad de todas las instituciones participantes, dijeron funcionarios relacionados con el asunto.

Sin embargo, el BasD sólo denuncia públicamente a las empresas e individuos que han "violado sanciones anteriores" o a aquellas a las que no se pudo notificar la sanción "después de esfuerzos razonables", dijo un funcionario del banco asiático. Los nombres de las otras firmas suspendidas "no se publican pero se comparten con otros bancos multilaterales", dijo.

Estas últimas firmas podrían no estar cubiertas por el acuerdo ni ser suspendidas por los otro cuatro bancos, dijo un funcionario involucrado en las negociaciones, quien añadió que el pacto podría llevar al BasD a hacer públicas más suspensiones.

Los bancos de desarrollo se han concentrado en la corrupción en los últimos 10 años. Con anterioridad, la corrupción se consideraba como el costo inevitable de hacer negocios en algunos de los países más pobres del mundo.

Un funcionario del Banco Mundial dijo que si los nuevos procedimientos funcionan bien, los bancos animarán a otras entidades regionales de desarrollo, como la Corporación Andina de Fomento (CAF) y el Banco Islámico de Desarrollo a que se unan.

7 abr. 2010

Greenspan defiende su legado y advierte de crisis futuras

Por Michael R. Crittenden

WASHINGTON (Dow Jones)--El ex presidente de la Reserva Federal Alan Greenspan instó el miércoles a los legisladores a establecer requisitos significativamente mayores para el capital y las garantías en el sector de servicios financieros, tras advertir sobre la probabilidad de futuras crisis financieras si no se toman medidas para abordar a las firmas "demasiado grandes para caer" y la incapacidad del mercado privado y las autoridades reguladoras para predecir grandes riesgos.

Greenspan, que se presentó ante la Comisión de Investigación de la Crisis Financiera del Congreso, dijo en comentarios preparados de antemano que los acontecimientos de los últimos años probablemente serán vistos "como la crisis financiera global más virulenta de la historia". Es necesario el establecimiento de nuevos estándares para hacer que el sistema financiero sea más resistente, dijo, debido a que es probable que se produzcan crisis financieras futuras y estas involucrarán productos "de los que nadie ha escuchado antes y que nadie puede predecir hoy".

"Pero si el capital y la garantía son adecuados (...) las pérdidas se restringirán a los accionistas que buscan retornos anormales", indicó Greenspan. "Los contribuyentes no estarán en riesgo. Las instituciones financieras ya no podrán privatizar las ganancias y socializar las pérdidas".

Greenspan apoyó además las iniciativas para eliminar el concepto de que una firma sea demasiado grande, o esté demasiado interconectada, para ser liquidada o para que se permita que fracase, un concepto que afirmó "no se puede permitir que continúe". Si bien reconoció que hay pocas soluciones buenas para manejar firmas que representan un riesgo sistémico, manifestando dudas de que los riesgos puedan identificarse a tiempo para que el Gobierno reaccione de manera proactiva, Greenspan dijo que los actores del mercado tienen que estar convencidos de que los rescates de los últimos dos años no ocurrirán en el futuro.

"El uso productivo de los escasos ahorros del país está siendo amenazado por firmas financieras al borde del colapso, respaldadas por fondos de los contribuyentes y designadas como instituciones sistémicamente importantes", dijo.

El testimonio de Greenspan ante la comisión bipartidista era altamente esperado, en parte debido a las críticas que han recibido él y la Fed bajo su mandato por su papel en la creación de las condiciones para los problemas financieros que ocurrieron después de su salida del banco central en 2006. Legisladores de ambos partidos, incluidos aquellos estrechamente involucrados en los esfuerzos para reformar la regulación de los mercados financieros de Estados Unidos, han culpado a la Fed de la era Greenspan por no haber hecho lo suficiente para proteger a los consumidores e identificar los potenciales riesgos para la economía derivados del auge en el mercado hipotecario.

Greenspan defendió el miércoles su legado en el área de la protección del consumidor al afirmar que las hipotecas subprime no fueron una "causa significativa" de la crisis financiera y que durante su mandato la Fed "fue bastante activa en buscar protecciones al consumidor para los prestatarios hipotecarios".

"Voté consistentemente en favor de iniciativas de protección del consumidor cuando estas fueron presentadas a la junta y apoyo las posiciones reflejadas en las varias pautas que emitimos durante la última década", señaló Greenspan.

El apoyo de Greenspan a requisitos más estrictos para el capital y la garantía podría impulsar los esfuerzos del Gobierno del presidente Barack Obama y de los legisladores que en estos momentos están trabajando una legislación para reestructurar los mercados financieros. Miembros de la Cámara baja y el Senado han favorecido varios esfuerzos para exigir que las firmas financieras tomen mejores seguros contra riesgos potenciales y Greenspan sostuvo que esos requisitos podrían haber ayudado a frenar el pánico en el mercado de fines de 2008.

"Creo que durante los últimos 18 meses hubo muy pocas instancias de incumplimiento y contagio en serie que no podrían haberse contenido con una liquidez y capital adecuados basados en el riesgo", señaló para luego destacar que los mayores requisitos de capital probablemente resultarían en menores pagos a ejecutivos en las firmas financieras.

Además apoyó una idea que exige a los bancos y a algunas otras firmas financieras un tipo especial de "bono de capital contingente" para ayudar a enfrentar las situaciones de "demasiado grande para caer". Las firmas podrían mantener deuda y en caso de que su capital caiga por debajo de cierto nivel crítico sería convertida automáticamente en capital. Si eso no fuese suficiente para estabilizar una firma, sostuvo Greenspan, el Congreso debería considerar un mecanismo especial de bancarrota para liquidar paulatinamente grandes instituciones financieras que no puedan cerrar rápidamente.

Al referirse a las causas de la crisis financiera, Greenspan atribuyó la culpa a las firmas del sector financiero, las agencias calificadoras de crédito de las que dependían para ofrecer evaluaciones positivas y las autoridades reguladoras. Las firmas que estaban cada vez más subcapitalizadas pensaron que podrían ser capaces de predecir cualquier problema en el mercado con tiempo suficiente para prepararse, pero "estaban equivocadas", indicó. De igual manera, las autoridades reguladoras fueron incapaces de mitigar la situación frente a la cascada de incumplimientos y escasez de liquidez, agregó.

"Incluso con la separación en partes de la administración privada de riesgo y el colapso de la vigilancia crediticia de contrapartes privadas, el sistema financiero se habría sostenido si el segundo bastión contra la crisis -nuestro sistema regulatorio- hubiera funcionado efectivamente", dijo Greenspan. "Pero, bajo la presión de la crisis, este también falló".

6 abr. 2010

El Tesoro de EEUU gana 10.000 millones de dólares con los rescates

por Francesco Guerrera

El Gobierno estadounidense ha ganado hasta el momento más de 10.000 millones de dólares (7.412 millones de euros) con la devolución de los fondos de rescate de los bancos, según indica un nuevo análisis que sugiere que los contribuyentes podrían obtener beneficios con las ayudas sin precedentes extendidas al sector financiero durante la crisis.

Tal y como muestra el estudio de la consultora SNL Financial, Goldman Sachs y American Express contribuyeron en gran medida a llenar las arcas del Tesoro accediendo a pagar un precio favorable por los derechos de suscripción recibidos a cambio de la ayuda.

La rentabilidad anualizada del 8,5% obtenida por las autoridades sobre las acciones preferentes y los derechos de suscripción de nuevos títulos es menor que los beneficios conseguidos por otros inversores en el sector, como por ejemplo la participación de Warren Buffett en Goldman. Pero los rendimientos del Tesoro sobre su inversión de 250.000 millones de dólares en los bancos podrían acallar las críticas políticas contra el uso de los fondos de los contribuyentes para ayudar a empresas como Citigroup, Bank of America, Goldman y Morgan Stanley.

“El Gobierno no puso en marcha el rescate para obtener beneficios, sino para dar estabilidad al sistema financiero”, explicó Russ Yates, uno de los autores del informe de SNL. “La labor del Gobierno no consiste en ganar dinero con el sector privado”.

Las noticias sobre la rentabilidad obtenida por el Gobierno con su Programa de Compra de Activos Tóxicos (TARP por sus siglas en inglés) se conocen la semana en la que está previsto que la comisión encargada de estudiar las causas de la crisis interrogue a Alan Greenspan, el ex presidente de la Reserva Federal de EEUU, y a ejecutivos de Citi.

El Tesoro todavía espera perder 117.000 millones de dólares con el TARP, que también hizo inversiones en la industria del automóvil y en la aseguradora AIG. Pero el informe de SNL sugiere que la parte relativa al sector financiero, que en un principio se esperaba que costase 76.000 millones de dólares, podría terminar dando beneficios.

Según descubrió SNL, las 49 compañías que han devuelto los fondos del TARP, que pagaron dividendos sobre las acciones preferentes del Gobierno y que bien recompraron los títulos o permitieron al Tesoro subastar los derechos de suscripción, aportaron una rentabilidad de 10.500 millones de dólares a las autoridades.

Goldman y American Express fueron dos de las principales fuentes de beneficios, generando un rendimiento anualizado del 20% y el 23% respectivamente después de readquirir los derechos de suscripción en julio de 2009. Entonces, los analistas dijeron que Goldman, bajo intensa presión política por su estrategia de bonus y su comportamiento durante el colapso de AIG, había ofrecido un buen precio para recomprar los valores.

El Gobierno pretende obtener más beneficios con la venta de su participación del 27% en Citi. Sin embargo, según explicó SNL, las inversiones en bancos más pequeños podrían generar pérdidas, ya que se considera que unas 28 entidades, que recibieron un total de 1.900 millones de dólares en fondos del TARP, siguen necesitando capital.

Algunos críticos como Linus Wilson, un profesor de finanzas de la Universidad de Louisiana, señalaron que la rentabilidad obtenida por el Gobierno se debía principalmente al repunte de las acciones bancarias en el último año. Añadió: “El Tesoro sigue teniendo suerte. Hace un año, pocos podrían haber predicho que la bolsa registraría hoy su nivel actual”.

Fuente: FT

5 abr. 2010

Los rechazados más exitosos del mundo

Por Sue Shellenbarger

Muy pocos eventos causan tanta angustia dentro de los adolescentes como no ser aceptados en una universidad. Pero los jóvenes rechazados se encontrarán en buena compañía: premios Nobel, filántropos multimillonarios, presidentes de universidades, exitosos escritores y otros líderes de los negocios, las artes y los medios de comunicación. Todos ellos se enfrentaron alguna vez a la negativa de las universidades.

El multimillonario inversionista Warren Buffett dice que ser rechazado por la universidad de sus sueños, Harvard, fue devastador, pero lo llevó a conocer mentores que le cambiaron la vida. Harold Varmus, premio Nobel de Medicina, afirma que el rechazo por partida doble de la Escuela de Medicina de Harvard pasó pronto al olvido y lo llevó a concentrarse en sus estudios de medicina en la Universidad de Columbia. Para el cofundador de Sun Microsystems, Scott McNealy, y el empresario Ted Turner, el no haber sido aceptados en la universidad fue sólo una nota a pie de página que aún recuerdan y de la que hablan sin ningún problema.

Los rechazos no son inusuales: Harvard sólo acepta un poco más de 7% de las 29.000 solicitudes de ingreso que recibe cada año, y la tasa de aceptación de Stanford es parecida.

"La verdad es que todo lo que ocurrió en mi vida… lo que en aquel momento pensé que era un evento devastador, resultó ser a la larga bueno", dice Buffett. Con la excepción de problemas de salud, afirma, los reveses "le enseñan lecciones que lo ayudan a seguir adelante. Usted aprende que una derrota temporal no es permanente. A la postre, puede ser una oportunidad".

Buffett considera que el rechazo de la Escuela de Negocios de Harvard cuando tenía 19 años fue un episodio clave en su vida. En retrospectiva, afirma, él no habría encajado bien en Harvard. Pero en aquel momento, "tuvo ese sentimiento de pavor" tras ser rechazado en una entrevista de admisión en Chicago y miedo a decepcionar a su padre.

Pero su padre respondió "sólo con amor incondicional… y confianza incondicional en mí", afirma Buffett. Al estudiar otras opciones, se dio cuenta de que dos expertos inversionistas que admiraba, Benjamin Graham y David Dodd, enseñaban en la escuela de negocios de la Universidad de Columbia. Se apresuró a enviar una solicitud de última hora y un golpe de suerte hizo que Dodd la recibiera y lo aceptara. De ambos mentores, dice Buffett, aprendió principios fundamentales que lo ayudaron en sus inversiones. El rechazado por Harvard significó una pérdida para esta universidad y una ganancia para el alma máter de Buffett. En 2008, donó más de US$12 millones a Columbia por medio de la Fundación Susan Thompson Buffett, según su declaración de impuestos.

La lección de que las cosas negativas se convierten en positivas se ha repetido en muchas ocasiones, afirma Buffett. El conocido inversionista tenía pánico a hablar en público, tanto que cuando era joven a veces vomitaba antes de dar un discurso. Así que se registró en un curso para hablar en público y, según dice, lo que aprendió le permitió cortejar a su futura esposa, Susan Thompson, "una campeona en debates". "Incluso le pedí la mano a mi mujer durante el curso", dice Buffett.

El presidente de la Universidad de Columbia, Lee Bollinger, era un adolescente cuando envió su solicitud de ingreso a Harvard. Bollinger dice que la experiencia cimentó su creencia de que dependía tan sólo de él definir sus talentos y potencial. Su familia se había mudado a una pequeña ciudad agrícola en Oregon, donde las oportunidades educativas escaseaban.

Cuando llegó la carta de rechazo de Harvard, aceptó una beca de la Universidad de Oregon y posteriormente se graduó de la Escuela de Derecho de Columbia. Su consejo: no deje que los rechazos controlen su vida. "Permitir que la evaluación de otros sobre usted determine su autoevaluación es un error craso", afirma. "En realidad, la pregunta debería ser: al final del día, ¿quién va a tomar la determinación sobre cuáles son tus talentos y tus intereses? Va a ser usted".

El doctor Varmus, galardonado con el premio Nobel de Medicina y presidente del centro de investigación y tratamiento de cáncer Memorial Sloan-Kettering Cancer Center en Nueva York, se sintió intimidado por el primero de los dos rechazos de la Escuela de Medicina de Harvard. En su lugar, se matriculó en estudios de literatura en la misma universidad, pero no se sintió inspirado al pensar en una carrera en ese campo.

Por partida doble

Después de un año, volvió a inscribirse en la Escuela de Medicina de Harvard y de nuevo lo rechazaron, en esa ocasión por un decano que lo reprendió en una entrevista por ser "inconsistente e inmaduro" y le aconsejó que se alistara en el ejército. Sin embargo, a la Escuela de Medicina de Columbia le pareció valiosa su "capacitación en dos culturas", la ciencia y la literatura, afirma Varmus.

Si lo rechaza la universidad de sus sueños, aconseja Varmus, involúcrese a fondo en la vida del centro universitario que le abre las puertas. "Las diferencias entre universidades, que parecen tan importantes antes de que llegue allí, parecen mucho menos importantes una vez que ingresa a la universidad que le ofreció una plaza", dice.

Algo parecido le ocurrió a John Schlifske, presidente de la aseguradora Northwestern Mutual, quien perdió el ánimo cuando recibió una carta de rechazo de la Universidad de Yale. Schlifske, un candidato a jugador de fútbol americano universitario "habría dado cualquier cosa por ir a Yale", afirma. El ejecutivo recuerda llegar a su casa del colegio el día que recibió la carta. "Mi mamá estaba muy emocionada y me la dio", afirma. Se le cayó el alma al piso cuando vio que el sobre era demasiado delgado, una señal de que no había pasado el proceso de admisión. "Fue devastador", añade.

Aun así, cree que tuvo una experiencia más profunda y enriquecedora en Carleton College en el estado de Minnesota. Schlifske dice que recibió una educación "fenomenal" y jugó en el equipo titular de fútbol americano en lugar de calentar la banca como podría haber sucedido en Yale. "Que te quieran es bueno", afirma.

Ted Turner dice que el tiempo ayuda a tener una mejor perspectiva sobre el rechazo. Cuando era joven, dice, sufrió por no haber sido aceptado en dos universidades, Princeton y Harvard. El fundador de CNN estudió en la Universidad de Brown, donde se convirtió en capitán del equipo de vela. Dejó la universidad después de que su padre dejara de pagar la matrícula y se unió a la empresa de vallas de la familia. Esa compañía fue la base de CNN. Años después, Brown le otorgó un grado universitario.

Tragedias familiares tuvieron un impacto más profundo en su vida, incluyendo el suicidio de su padre y la muerte de su hermana por una penosa enfermedad. "Que una universidad no lo acepte no se acerca en lo más mínimo al dolor causado por la pérdida de un ser querido. Eso es difícil de superar", dice Turner. Y luego agrega: "Quiero dejar en claro algo: todo lo que hice lo logré sin un título universitario, y aunque es mejor tener uno, usted puede tener éxito sin un diploma".