20 ago. 2010

¿Cómo evitar que la gente caiga en la pobreza?

Por Emmeline Zhao

Nuevas investigaciones sugieren que la gente ingresa a la pobreza con la misma rapidez con la que otros salen de ella, y las autoridades se concentran demasiado en sacar a la gente de la pobreza en lugar de prevenir que otros caigan en ella. El profesor e investigador de la Universidad de Duke Anirudh Krishna conversó con The Wall Street Journal sobre su nuevo libro "One Illness Away: Why People Became Poor and How they Escape Poverty". Su investigación estudió 35.000 hogares en India, Kenya, Uganda, Perú y EE.UU.

WSJ: ¿Cómo se concibió este estudio?

Krishna: La investigación comenzó con unas pocas preguntas que me vinieron a la mente hace unos ocho años cuando hacía investigación en países en vías de desarrollo. Las primeras preguntas eran: "¿Cómo es que la gente se vuelve pobre en primer lugar? ¿Nacen pobres o caen en la pobreza y se vuelven pobres? ¿No deberíamos hacer algo para controlar la producción de pobreza en lugar de esperar hasta que se vuelven pobres?".

WSJ: ¿Cuáles fueron los factores que descubrió que conducen a la pobreza?

Krishna: No fue un factor en particular, no fueron eventos cataclísmicos. En los países que analicé, los factores que llevaron a la gente a la pobreza crónica fueron eventos comunes, y los más prominentes fueron problemas de salud y altos costos de cobertura médica. Pero también hubo otros factores y en general fueron tres o cuatro eventos negativos que llevaron a la gente a la pobreza.

WSJ: Cuéntenos un poco sobre cómo sucede.

Krishna: En India, por ejemplo, había una mujer que estaba casada con un comerciante que posee una gran tienda en un pueblo y tierra apta para la agricultura. La espiral hacia abajo comienza con una enfermedad. El esposo cae enfermo y permanece en cama por 2 o 3 años. Mucho dinero es gastado en curanderos, médicos y medicamentos recetados, pero finalmente muere. La viuda pierde el acceso a algunos de los activos, seguido del matrimonio de su hija mayor. Ya que piensa que pertenece a una familia de clase media, gasta mucho dinero en la ceremonia de casamiento y la dote. Hay una segunda enfermedad que afecta a uno de sus hijos, quien se enferma gravemente, y cuando la entrevisté a menudo debía mendigar entre su familia y amigos por una ayuda. En estos y otros miles de incidentes hay una secuencia de eventos diarios que dejan a la gente cada vez más en una espiral descendente. Es una cadena de eventos que puede romperse en cualquiera de sus enlaces. Es un cambio sumamente requerido. Sin importar cuán rico es su país en promedio, a no ser que pueda contralar estos eventos negativos, en particular los costos de salud, no podrá erradicar la pobreza.

WSJ: ¿Dónde resultó más severa esta dicotomía entre el desarrollo de la pobreza y el énfasis opuesto en políticas?

Krishna: Es bastante estándar en todos los países en vías de desarrollo que analicé. Ponen sus huevos en la canasta del crecimiento económico como el remedio a la pobreza. No estoy en contra del crecimiento económico, es una gran idea, pero difícilmente sea suficiente para reducir la pobreza. Se necesitan acciones directas para reducir la pobreza.

WSJ: ¿Pero el desarrollo de la pobreza sobre el que escribe usted no se limita sólo a los países empobrecidos, verdad?

Krishna: No, de hecho uno de los mensajes es que también hay pobreza en los países ricos porque los mismos factores que mantienen a la gente en la pobreza son duplicados en un país tras otro si no se toman pasos para prevenirlo. Algunos países como EE.UU. y Australia tienen tasas de pobreza muy altas. Algunos países pobres tienen tasas de pobreza altas, y otros como Costa Rica, Sri Lanka o Cuba tienen tasas de pobreza bajas.

WSJ: ¿Qué les sugiere su libro a las autoridades?

Krishna: Que se necesitan dos clases de políticas contra la pobreza basadas en un análisis de factores que importan más en cada contexto. Una política es evitar que la gente se empobrezca más, que es la más ignorada. Sin embargo las tasas de pobreza son más bajas en los países que implementan estas políticas preventivas. La segunda política aumenta las tasas de gente que sale de la pobreza, le da algunas destrezas que pueden usar en el mercado para ganarse la vida de mejor forma que en al actualidad. El capital humano es particularmente importante para que la gente pueda trabajar y aprovechar su capacidad al máximo. Entre las personas que vi, había muchas personas que trabajaban duro que no podían salir de la pobreza porque simplemente no tenían conexiones con oportunidades.

WSJ: ¿Qué clase de políticas harían posibles esas cosas?

Krishna: En cuanto a políticas de prevención diría que lo primero es la cobertura médica. Una cobertura de salud más accesible ayudará a evitar que crezca la pobreza. Segundo, en especial en los países en vías de desarrollo, invertiría mucho en ayudar a la gente joven a que se vuelvan más conscientes de sus perspectivas y brindarles mayores opciones de carrera laboral. La gente joven más inteligente y que trabaja más debería tener una oportunidad para ascender a la categoría de profesionales con salarios más altos pero pocos pueden hacerlo. Así que invertiría en cosas como mejores guías universitarias y consejeros laborales que puedan ayudar a esta gente joven, inteligente y pobre a conectarse con las oportunidades.

Fuente: WSJ

19 ago. 2010

La UE se apresta para un intenso debate presupuestario

Por Charles Forelle

BRUSELAS—En los últimos años, el presupuesto de la Unión Europea ha crecido de manera constante. Para 2011, la Comisión Europea —el brazo ejecutivo del bloque— aspira a otro incremento modesto. Sin embargo, es probable que sufra una desilusión.

Los 27 países que integran la UE, sometidos a duras dietas fiscales impuestas por la Comisión, insisten en que Bruselas pruebe su propia medicina. La semana pasada, exigieron recortes de unos 800 millones de euros (US$1.026 millones) al presupuesto propuesto de 142.600 millones de euros (US$181.800 millones) reservando algunas de las mayores reducciones para los costos operativos de la comisión y de otras instituciones de la UE.

[EU]

En muchas capitales europeas existe un resentimiento sobre el aumento de los salarios y beneficios de los funcionarios europeos y la continua expansión del alcance de la UE, incluso cuando Bruselas —en su papel de organismo encargado de hacer acatar las políticas económicas— reprende a los países por sus propios déficits.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo la semana pasada en una conferencia de prensa con su contraparte danés, Lars Lokke Rasmussen —otra voz crítica de los gastos de la UE— que "ambos debatimos para asegurarnos de que el presupuesto europeo se reduzca en lugar de incrementarse".

Sus palabras directas hacen presagiar un septiembre difícil, una vez el aparato político europeo vuelva de unas lánguidas vacaciones y entre de lleno en la temporada presupuestaria.

La Comisión ya ha demandado al Consejo Europeo —el organismo que representa a los 27 gobiernos—por recortar a la mitad un aumento salarial de 3,7% a los funcionarios que debía haber entrado en vigor el año pasado.

También es probable que haya disputas sobre el costo del Servicio Europeo de Acción Exterior (SEAE) —el nuevo servicio diplomático de la UE—que no cuenta aún con presupuesto, aunque espera empezar a funcionar el próximo año. Funcionarios dicen que el SEAE estará formado por personal de diversos organismos de la UE y de estados miembros, si bien la comisión reconoce que "podría no ser completamente neutral en términos presupuestales".

Por su parte, la Comisión afirma que la UE ha crecido en alcance, y por ende necesita más financiamiento para hacer frente a sus demandas. Muchos de los gastos provienen de programas multianuales. Un portavoz subraya que la Comisión tiene una política de "crecimiento cero" para su propio personal.

El presupuesto de la UE es una bestia difícil de domar. Alrededor de una cuarta parte de sus gastos se financia con aranceles aduaneros e impuestos sobre las ventas recaudados por los países miembros. El resto proviene directamente de los gobiernos nacionales, en proporción más o menos al tamaño de sus economías. Para complicar aún más las cosas, Gran Bretaña recibe un "reembolso" especial de unos 4.000 millones de euros (US$5.130 millones) este año.

Durante años, la comisión ha presentado ideas que aportarían más dinero directamente a Bruselas, pero la mayoría es descartada. En una entrevista a un periódico la semana pasada, el Comisionado de Presupuesto, Janusz Lewandowski, sugirió como en anteriores ocasiones que se podrían usar los impuestos sobre la industria aérea o las transacciones financieras para sostener a la UE, y reducir las contribuciones de los países. Su propuesta fue recibida con desdén desde Londres hasta Berlín.

Casi la mitad del efectivo recaudado por Bruselas se emplea inmediatamente en subsidios agrícolas y otros pagos a agricultores y terratenientes. El resto va a programas de subsidio a los países más pobres de la UE.

Un punto clave del presupuesto es un concepto relativamente pequeño: los aproximadamente 8.000 millones de euros (US$10.260 millones) en costos de administración de las instituciones y agencias de la UE. La comisión solicitó 8.300 millones (US$10.654 millones) para 2011, un alza de 4,4%. El Consejo Europeo redujo la cantidad a 8.100 millones de euros (US$10.397 millones) equivalente a un aumento de 2,5%.

Bajo un procedimiento que se usará por primera vez este año, el Parlamento Europeo hará en el último trimestre sus propios ajustes al presupuesto presentado por la Comisión. Se anticipa que el Parlamento pida un mayor gasto que el Consejo. Será una disputa dura. Algunos países no están contentos ni con las reducciones del Consejo.

18 ago. 2010

Los costos laborales de China marcan la pauta para el resto de fabricantes en Asia

Por Alex Frangos

Está claro desde hace unos meses que los costos de mano de obra están subiendo en China. Y este fenómeno se está propagando ahora al resto de economías manufactureras en Asia.

Eso dice Bruce Rockowitz, presidente de Li & Fung Ltd., el gigante de comercio y logística de Hong Kong que es un comprador clave de juguetes y ropa para empresas como Wal-Mart y Target.

"Los precios han subido para nosotros y nuestros clientes", afirmó Rockowitz mientras presentaba las ganancias semestrales de Li & Fung en Hong Kong el pasado jueves. "Hemos logrado mitigar esto enfocándonos en Bangladesh, Vietnam, Indonesia", agregó.

Pero los costos de material y la mano de obra han subido en esos países también.

"La mayoría de países, si no todos, observan a China para determinar la dirección de los precios. Cuando los precios chinos suben, la mayoría de otros países les siguen…Estamos viendo costos de mano de obra subiendo en otras partes del mundo no solo en China", señaló.

Li & Fung sirve como intermediario entre fabricantes en lugares como China y el sureste de Asia y minoristas en Estados Unidos y Europa. La empresa tiene su dedo en el pulso del comercio global y la fabricación de productos de consumo. Poco más de la mitad de los productos que maneja Li & Fung provienen de China. El sureste de Asia representa el 21% y el sur de Asia el 15%. El más robusto crecimiento en volumen de producción por país durante la primera mitad del año fue en Indonesia, con un alza de 27%. Vietnam creció 19% mientras que India subió 15%. China aumentó en 10%.

"Atravesamos un cambio muy importante en países fabricantes que tomará varios años en ajustarse", estimó Rockowitz.

Y no solo son los costos de mano de obra que están subiendo.

"Los costos de materiales también han subido. Los precios de bienes básicos también se han elevado", apuntó Rockowitz. "Ha habido presiones generales en los costos…a pesar de la fragilidad del mercado".

Los minoristas tendrán que absorber esos costos sin trasladarlos a los agobiados consumidores.

"La mayoría de los minoristas están aceptando los precios más altos, no tienen alternativa. No sólo China está subiendo. Es en toda parte. Y en cuanto a pasarle ese costo al consumidor en este mercado, creo que es más difícil. Así que lo que los minoristas están considerando ahora es cómo ser más eficientes.

En cuanto a su visión de la economía, Rockowitz a percibido una alteración en la confianza de los consumidores durante las últimas semanas.

"Aunque el negocio no va de picada de ninguna manera, no está tan robusto como lo estaba para los comerciantes" argumenta Rockowitz. "No se trata de una doble desaceleración económica. El consumidor está gastando…Eso es un cambio y no sabemos cuánto tiempo va a durar".

Li & Fung tiene sus raíces en una compañía comercial fundada en China en 1902. Ahora ayuda a comerciantes a obtener y enviar bienes desde centros de fabricación en Asia hasta las estanterías en Estados Unidos y Europa. Las ganancias de la compañía se recuperaron durante la primera mitad del año comparado con el año anterior, cuando el comercio global virtualmente se detuvo. Ganancias por acción incrementaron 55% a US$278 millones en US$6.640 millones de ingresos, los cuales subieron 12%. Rockowitz lo calificó como "el mejor medio año que jamás hemos tenido".

17 ago. 2010

La fortaleza del yen anima a las empresas japonesas a salir de compras al exterior

Por Atsuko Fukase

TOKIO— El yen ha alcanzado su mayor nivel en 15 años, lo que es una buena noticia para un grupo de empresas japonesas que han decidido ir de compras al exterior.

El valor de adquisiciones extranjeras que involucran a compradores japoneses este año casi se duplicó a US$21.770 millones desde US$11.770 millones, según la firma de investigación Dealogic. La cantidad de acuerdos también aumentó, de 244 a 291.

La fortaleza del yen afecta a los exportadores japoneses y amenaza con descarrilar la recuperación del país. Pero la apreciación de la moneda también es un incentivo para las empresas japonesas con ganas de salir de compras, ya que les da un mayor poder adquisitivo y allana el camino para concretar negocios internacionales, en momentos en que las compañías buscan escapar del débil crecimiento económico y el envejecimiento de la población que enfrentan en el plano interno.

[Yen]

"Nos encanta el yen fuerte. Lo lamentamos por otras empresa japonesas, pero realmente, realmente nos encanta el yen fuerte", reconoce Hiroshi Mikitani, presidente ejecutivo del minorista en línea Rakuten Inc., que alcanzó acuerdos para comprar en mayo el minorista en línea estadounidense Buy.com por US$250 millones y en junio el sitio de comercio en Internet francés PriceMinister SA por 200 millones de euros, unos US$255 millones al tipo de cambio actual.

El total de adquisiciones aún está por detrás de las cifras de 2008, cuando a estas alturas del año las empresas japonesas había anunciado compras del orden de los US$40.800 millones. De todos modos, las compañías japonesas tienen los bolsillos llenos de efectivo y pueden adquirir compañías locales para acelerar su crecimiento en el exterior, afirman los ejecutivos. Las empresas con una fuerte demanda doméstica, como las de los sectores minoristas y de alimentos, son un blanco particularmente atractivo.

Los compradores japonesas han estado bastante activos en las últimas semanas. Nippon Telegraph & Telephone Corp. llegó a un acuerdo para comprar al operador sudafricano Dimension Data Holding PLC por US$3.100 millones en el mayor acuerdo de Japón en África. En julio, Kirin Holdings Co. acordó adquirir una participación en la cervecera de Singapur Fraser & Neave Ltd. por casi US$1.000 millones y JFE Holdings Inc. acordó comprar una participación minoritaria en la empresa india JSW Steel Ltd. por más de US$1.000 millones. En marzo, el laboratorio Astellas Pharma Inc. compró la estadounidense OSI Pharmaceuticals Inc. por cerca de US$4.000 millones.

La más reciente, en todo caso, no está a la altura de anteriores olas de compras de Japón en EE.UU., que algunas veces se toparon con una férrea resistencia. A fines de los 80, el fabricante de neumáticos Bridgestone Corp. compró Firestone Tire y Rubber Co. y Mitsubishi Estate se hizo con el control del Centro Rockefeller, en Nueva York. Sony Corp. adquirió Columbia Pictures Industries Inc. por unos US$4.200 millones y, en 1990, Matsushita Electric Industrial Co., la actual Panasonic Corp., desembolsó US$6.100 millones por MCA.

Tras una prolongada recesión, las empresas japonesas habían vuelto a salir de compras al extranjero antes de que estallara la crisis financiera. En 2000, Toshiba Corp. adquirió Westinghouse Electric y en 2006 Japón Tobacco Inc. se quedó con Gallaher Group PLC.

La reciente actividad, que no ha desatado tantas controversias, ha sido especialmente notable en los países en desarrollo como India, donde el valor de los acuerdos alcanzados creció 56% en el primer semestre a US$5.470 millones frente a igual lapso del año previo.

"Luego del enfriamiento durante la incertidumbre de la crisis financiera global, una renovada confianza en la recuperación económica está llevando a las firmas japonesas a volver a utilizar las pilas de efectivo que tienen acumuladas en adquisiciones estratégicamente sólidas en el exterior", afirma Steven Thomas, codirector de fusiones y adquisiciones de UBS Securities Japan.

Fuente: WSJ

16 ago. 2010

El futuro de la Unión Europea podría depender de un impuesto

Por Ian Martin

¿Ha llegado el momento de que la Unión Europea grave sus propios impuestos directos? Janusz Lewandowski. El comisionado responsable del presupuesto de 140.000 millones de euros (US$183.000 millones), cree que sí y presentará propuestas el mes próximo.

A Lewandowski le gustan los desafíos. Desde 1980 el economista polaco asesoró al movimiento Solidaridad, y luego de la caída del comunismo se convirtió en ministro de privatización. Puso en marcha la bolsa de Varsovia.

Ahora está volcando su atención a la próxima etapa del potencial desarrollo de la UE. En une entrevista esta semana afirmó: "Tengo noticias de una cantidad de capitales, incluidas algunos importantes como Berlín, que dicen que les gustaría disminuir sus contribuciones [a la Unión Europea]. Muchos países quieren deshacerse de sus cargas. De esta forma se ha abierto la puerta para pensar sobre ingresos que no sean pedidos por ministros de finanzas".

Sugirió un impuesto a las transacciones financieras o a la aviación que abarque a toda la UE podrían pagar las cuentas. A propósito, me pregunto si un impuesto turístico para ingresar a la UE podría ser considerado ahora que las autoridades inmigratorias estadounidenses consideran cobrarles incluso a los que están exentos de visa US$9 para ingresar a EE.UU.

La respuesta al intento de Lewandowski de probar suerte con esta idea podría describirse como mixta. El gobierno alemán no le dio una buena recepción. Un vocero afirmó que bloquearía cualquier intento para involucrar a la Unión Europea en impuestos directos. El Reino Unido se mostró aún menos interesado, y el ministro del Tesoro Lord Sassoon enfatizó que esta propuesta no lleva a ningún lado. Para el primer ministro David Cameron, quien lidera un partido conservador en su mayoría euroescéptico aliado en coalición con los mayormente eurófilos demócratas liberales., la adopción de cualquier impuesto directo en la UE sería una decisión electoralmente tóxica.

Entonces, ¿ahí se terminó el asunto? No del todo. La oposición inicial francesa fue un poco más suave. "Creemos que esta idea de un impuesto europeo es perfectamente inoportuna", indicó el ministro de finanzas a cargo. Pero describir la propuesta como inoportuna no es lo mismo que decir que es una muy mala idea que nunca debe llevarse a la práctica. Suena más como "todavía no".

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, fue cauto. Tras una reunión habitual con el Rey Juan Carlos, indicó: "Todo el debate que busca fortalecer la capacidad económica y financiera de la UE es seguido con interés por España". Esa es una respuesta muy neutral.

Como sucede tan a menudo con la UE, esta pelea comenzada por Lewandowski es de algunas formas una farsa. Las negociaciones que acordarán el próximo presupuesto de siete años de la UE, a partir de 2014, están en marcha. Hay acuerdos que sellar y caballos que intercambiar.

Los Estados que son los mayores contribuyentes, como Alemania, un Reino Unido con poco efectivo, y Francia quieren reducir sus contribuciones al presupuesto. La Comisión Europea y Bruselas, más ansiosos que nunca por expandir sus actividades, difícilmente considerarán esta postura como otra cosa más que una mala idea. Así que Lewandowski parece estar indicando que si los Estados miembro quieren pagar menos para contribuir al pozo común entonces deben darse cuenta de que el dinero deberá venir de otras fuentes. De ahí que haya sacado el tema de los impuestos directos en la UE, posiblemente con la esperanza de que los Estados miembros puedan ser persuadidos de no recortar sus contribuciones de forma tan abrupta.

Pero no descarte el concepto de impuestos directos en la UE. Que esa es una idea sin valor y ese es un continente que necesita empleos y crecimiento que no necesita una capa de nuevos impuestos, y no hace falta decirlo. Cuando tantos políticos se involucran, y hay una emergencia, todas clases de ideas que suenan medio alocadas o simplemente muy poco probables de todas formas pueden terminar siendo implementadas.

Fuente: WSJ