11 feb. 2011

Nueva York deja de ser el sol del mundo financiero

Por Aaron Lucchetti y Mary Pilon

La Bolsa de Nueva York se ha visto golpeada durante años por la creciente competencia y las transacciones electrónicas. Pero su declive como símbolo del poderío financiero estadounidense quedó en evidencia el miércoles con el anuncio de que su compañía matriz, NYSE Euronext, está cerca de llegar a un acuerdo para ser comprada por Deutsche Börse, el operador de la Bolsa de Fráncfort.

NYSE Euronext ya eliminó 40% de los empleados en sus bolsas dispersas por todo el mundo. La mayoría de los operadores dejaron el famoso piso de operaciones en la esquina de las calles Wall Street y Broad Street en Manhattan y han sido sustituidos por computadoras que funcionan a la velocidad de la luz y que reúnen a compradores y vendedores en forma anónima.

Las ganancias de la compañía ya tienen un sesgo europeo y solamente 3% de ellas provienen de la operativa de renta variable en Estados Unidos. Un 37% de las utilidades corresponde a otros negocios en ese país, como el corretaje de opciones de acciones, salidas a bolsa y tecnología.

[nyse]

De prosperar el acuerdo, no se esperan despidos masivos en Nueva York, según fuentes al tanto. Desde la fusión de 2007 que creó NYSE Euronext, la compañía combinada ha eliminado más de 1.000 empleos y ahora cuenta con 1.680 en Estados Unidos y 1.300 en otros países.

El matrimonio entre NYSE Euronext y Deutsche Börse crearía un gigante con muchos más empleados en Europa mientras que Nueva York quedaría reducido a ser la sede del negocio de salidas a bolsas. La empresa tendría su domicilio legal en Holanda.

La nueva compañía incluso podría perder las palabras "Nueva York" de su nombre. Una persona al tanto informó que una etiqueta genérica como Global Exchange Inc. podría ser más digerible para alemanes y estadounidenses. En todo caso, aún no se ha llegado a ningún acuerdo respecto al nombre.

"Es lamentable para Nueva York", dijo William Higgins un corredor de bolsa retirado de 74 años que dice que todavía tiene alrededor de 70.000 acciones de NYSE Euronext. "La bolsa fue prominente durante 200 años. También lo fue la ciudad de Nueva York. Todos perdimos preeminencia", comentó.

"Nueva York seguirá siendo importante, pero no es el centro financiero. Hoy en día, los mercados de capitales están en todas partes", manifestó Michael LaBranche, de LaBranche & Co. Inc., una empresa familiar que operó en el piso de remates de la Bolsa de Nueva York durante 87 años antes de vender una parte del negocio al banco británico Barclays Capital en 2010.

El acuerdo hubiese sido impensable hace una década. Pero la carrera por hacer a las bolsas más baratas, más rápidas y más electrónicas ha derribado barreras nacionales que otrora mantenían a las bolsas como íconos nacionales intocables.

Durante años, la bolsa neoyorquina absorbió a mercados regionales como el American Stock Exchange para transformarse en la más grande de Estados Unidos. Un escenario similar se está presentando ahora a nivel internacional, quitándole poder a Nueva York. "Esta es una historia que tiene que ver con la globalización", dijo Richard Sylla, profesor de la Escuela de Negocios Stern de la Universidad de Nueva York.

Los corredores en el piso de remates de la bolsa de Nueva York dijeron que el anuncio de las negociaciones entre NYSE Euronext y Deutsche Börse los tomó completamente por sorpresa.

La situación no podía ser más distinta de la de 2005, cuando el entonces presidente ejecutivo de la Bolsa de Nueva York, John Thain, anunció el acuerdo por el cual la bolsa abrió su capital en una reunión de miembros de la institución realizada luego del cierre de las operaciones a las 4 de la tarde. "Nadie sabe lo que va a pasar", dijo Alan Valdes, un corredor de DME Securities que ha estado operando en el piso durante más de 30 años. James Maguire Jr., otro corredor, compara el futuro de la compañía con el de McDonald's Corp. y Cola-Cola Co. Ambas empresas son estadounidenses, pero parte importante de su crecimiento proviene de otros países. "Cuando uno piensa en una gaseosa estadounidense, todavía piensa en Coca-Cola", aseveró.

Mientras la bandera de Estados Unidos flameaba frente a las columnas corintias de la bolsa el miércoles, algunos turistas hablaban del posible acuerdo. "La bolsa va a estar en buenas manos, pero puedo ver que será difícil para los estadounidenses aceptarlo", dijo Michiel Vanhauwere, un turista belga de 22 años que estaba por entrar al edificio.

FUente: WSJ

10 feb. 2011

China vuelve a subir las tasas para combatir brote inflacionario

Por Bob Davis y Aaron Back

BEIJING— Mientras aún resonaban los fuegos artificiales que celebraron la llegada del Año Nuevo Lunar, el banco central de China reveló su tercer aumento de las tasas de interés en cuatro meses. La medida pone a los mercados sobre aviso de que la entidad intensificará su combate contra la aceleración de la inflación.

El anuncio del Banco Popular de China (BPC) de que elevará las tasas de créditos y depósitos de referencia en 0,25 puntos porcentuales se produjo el martes por la noche en Beijing, cuando muchas empresas se preparaban para volver al trabajo luego de las festividades que duraron una semana. El BPC indicó que subirá la tasa para préstamos en yuanes a un año desde 5,81% a 6,06% y la tasa de depósitos en yuanes a un año desde 2,75% a 3%, valores que entran en vigencia el miércoles.

China y otros países emergentes están recurriendo a una variedad de medidas para combatir la inflación impulsada por un aumento global en los precios de los alimentos y las materias primas, pero pocos han logrado controlar el problema y se anticipan nuevas alzas de tasas.

Los países emergentes también han experimentado un auge de la inversión extranjera en bienes raíces y otros activos, en momentos en que las tasas de interés en Estados Unidos, Europa y Japón se ubican en niveles cercanos a cero. Las monedas de varios países en Asia y América Latina se han disparado y algunos gobiernos han intervenido en el mercado cambiario para atenuar la apreciación de sus divisas.

Qu Hongbin, codirector de investigación de economías asiáticas de HSBC, prevé un incremento de un cuarto de punto en las tasas de interés y de "por lo menos" 1,5 puntos porcentuales en los requisitos de reservas bancarias en China, antes de fines de junio.

El anuncio del martes se difundió después del cierre de los mercados asiáticos, pero repercutió en las bolsas europeas y los mercados de divisas y commodities. Los mercados globales han temido que los bancos centrales de las economías de crecimiento acelerado pudieran emprender una iniciativa coordinada para subir las tasas de interés, arriesgando una repentina desaceleración de la economía mundial, que ahora depende en gran medida de los mercados emergentes.

Marc Ostwald, analista de la firma británica de valores Monument Securities, indicó que aunque el aumento de tasas podría generar un nerviosismo temporal sobre un enfriamiento del crecimiento en China y otros países emergentes, los fundamentos de estas economías siguen siendo sólidos. "Si bien las bolsas podrían seguir corrigiéndose, en algún momento los inversionistas se darán cuenta de que sus peores temores... no se cumplirán", aseveró.

Hasta el momento, el sesgo alcista de la política monetaria no ha surtido mucho efecto sobre el crecimiento chino. La economía se expandió 9,8% en el cuarto trimestre después de avanzar 9,6% en el tercero. El banco de inversión Credit Suisse prevé una expansión de 9,2% para este año, a pesar del ajuste del banco central. El Fondo Monetario Internacional proyecta una cifra similar.

En los últimos días, los bancos de inversión estadounidenses Morgan Stanley y Goldman Sachs advirtieron que la inflación de China, que había acumulado un alza de 4,6% entre diciembre de 2009 y 2010, probablemente superaría 5% en enero. Eso se debe al incremento en los precios de los alimentos y la vivienda. Algunos analistas prevén que la inflación podría ascender a 6% en el primer semestre, frente a la primera mitad de 2010.

El BPC tiene dos herramientas anti-inflacionarias de relevancia: las tasas de interés y los requisitos de reservas bancarias, o el porcentaje de depósitos que las instituciones deben tener en reserva en lugar de otorgar en forma de préstamos. Pero el BPC ajusta las tasas de interés con menos frecuencia y los cambios suelen tener menos impacto que en otros mercados emergentes. Algunos expertos en China afirman que el país depende demasiado de su capacidad de controlar el sector bancario, que es estatal en casi su totalidad.

El enfoque minimalista de China en cuanto a las tasas de interés contrasta de forma marcada con el de Brasil, otro país de rápido crecimiento preocupado por la creciente inflación. Cuando el alza de precios alcanzó 6% en diciembre, comparado con la meta del gobierno de 4,5%, el banco central subió la tasa de interés de referencia, conocida como Selic, que ya era la más alta entre las mayores economías del mundo. Se prevé que la tasa, ahora en 11,25%, siga subiendo este año.

India no deja que sus tasas de interés lleguen a los niveles de Brasil, pero ambos países permiten la apreciación de su tipo de cambio, lo que ayuda a combatir la inflación al abaratar las importaciones. China, no obstante, limita de forma marcada el aumento del yuan.

Fuente: WSJ

9 feb. 2011

Sube el costo de alimentar a los pobres del mundo

Por Caroline Henshaw

LONDRES- El costo de alimentar a millones de personas que pasan hambre se incrementó marcadamente en 2010 como consecuencia de los aumentos en los precios de los granos, los cuales a su vez elevaron el costo de los alimentos básicos, según datos del Programa Mundial de Alimentos (WFP, por sus siglas en inglés) difundidos el martes.

Las cifras difundidas antes de la presentación del informe anual del programa muestran que mientras que la agencia de las Naciones Unidas compró 22% más comida el año pasado que en 2009, la cantidad que gastó subió 30%, hasta llegar a US$1.250 millones.

Las compras de trigo, que representan el 39% de los suministros, costaron 59% más el año pasado a consecuencia de que la organización tuvo dificultades para alimentar a las personas desplazadas por las devastadoras inundaciones en Pakistán. El costo promedio de una tonelada de trigo subió a US$246 en 2010 en comparación con los US$218 de un año antes.

Las cifras se conocieron en medio de una creciente preocupación respecto a la seguridad alimentaria. Datos de la agencia de la ONU muestran que los precios mundiales de los alimentos en enero superaron los máximos vistos durante la crisis de los alimentos de 2007 y 2008.

La inflación de alimentos también es culpada de haber generado disturbios en el norte de África, que derribaron al presidente de Túnez, el cual había estado en su puesto por largo tiempo y que dejaron alrededor de 300 personas muertas luego de que las protestas antigubernamentales se volvieran violentas en Egipto.

"Cuando hay un incremento de los precios internacionales suben los locales, por lo que nuestra capacidad de ayudar a la gente es reducida", dijo Abeer Estefa, portavoz de la agencia de Naciones Unidas en El Cairo. Egipto es el principal importador de trigo del mundo, y provee pan subsidiado al 80% de la población a un costo de alrededor de US$4.000 millones anuales, cifra que equivale al 1,8% del Producto Interno Bruto (PIB).

El WFP está trabajando con el gobierno para fortalecer el contenido nutricional de los suministros de pan barato para los millones que dependen de una dieta basada en este alimento básico.

Otros gobiernos, también han dado pasos para mantener controlada la inflación de alimentos.

Solamente en enero, Argelia importó más de dos millones de toneladas de trigo en lo que el analista de Macquarie, Alex Bos, ve como "un claro intento por incrementar los inventarios internos como precaución contra el tipo de desórdenes ocurridos en Egipto".

El gobierno de Jordania también anunció un paquete de subsidios por US$125 millones para los combustibles y alimentos básicos, como azúcar y arroz, mientras que el gobierno de Marruecos, que subsidia fuertemente la comida, se ha comprometido a mantener accesibles los niveles de los precios "al costo que sea".

"No solamente en Egipto, pero en toda la región, los gobiernos continuarán inyectando dinero a los sistemas alimentarios para asegurar que los subsidios sean mantenidos", dijo Estefa.

Para el WFP, esto significa que alimentar las crecientes cantidades de pobres del mundo será una tarea que tendrá que encarar en un momento en que muchos presupuestos gubernamentales ya están bajo presión.

Caroline Hurford, una portavoz del WFP, que alimenta a 90 millones de personas al año, dijo que la agencia ha estado trabajando para incrementar sus compras locales de granos para contrarrestar los crecientes precios internacionales.

"Durante 2010 nuestras mayores compras regionales fueron hechas en Pakistán, Etiopía y Sudáfrica", dijo. "De los 3,2 millones de toneladas de comida comprada en 2010, 2,6 millones de toneladas fueron compradas en países en desarrollo, lo que representa el 83% de la cantidad total comprada para el año".

Aunque dijo que el incremento refleja las alzas en los mercados internacionales de granos, otros factores locales como los costos del transporte y las variaciones en la calidad también influyen en los precios.

8 feb. 2011

El mercado teme brote de inflación en EE.UU.

Por Mark Gongloff

El mercado estadounidense de renta fija ha comenzado a enviar el siguiente mensaje: los riesgos inflacionarios están en alza y la Reserva Federal (Fed) demoraría más de la cuenta en tomar cartas en el asunto. Esto podría marcar un significativo punto de inflexión en la recuperación de la economía estadounidense.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro de EE.UU. saltaron la semana pasada a su nivel más alto desde el primer semestre del año pasado. Los rendimientos de los papeles a 10 años sobrepasaron 3,5% y los de vencimiento a 30 años superaron 4,7%, lo que a algunos interpretan como el preludio de un alza más pronunciada de las tasas.

[Abreast]

Las tasas de largo plazo han estado subiendo gradualmente en respuesta a la mejora de la economía estadounidense y el aumento en los precios de las materias primas. En las últimas jornadas, sin embargo, el alza de los rendimientos se aceleró, algo que muchos atribuyen a la preocupación por la posibilidad de que la Fed pueda estar subestimando las presiones inflacionarias y se demore en controlarlas.

La inflación es nefasta para los tenedores de bonos, porque erosiona el valor fijo de sus retornos y reduce el precio de los bonos. Las tasas de corto plazo, que son más sensibles a las decisiones de la Fed, se han mantenido relativamente estables, lo que provocó que la diferencia entre la deuda a dos años y a diez años haya alcanzado su mayor nivel desde febrero de 2010.

Una "curva de rendimiento" tan inclinada es habitualmente una señal de optimismo sobre la economía y la bolsa. Sin embargo, también puede sugerir que los inversionistas advierten el riesgo de un sobrecalentamiento. Aunque la mayoría de los observadores confía en que la Fed se adelantará a las presiones inflacionarias, los escépticos están exacerbando una oleada de ventas en el mercado. "A mucha gente le parece que la Fed no va a atacar la inflación desde un inicio", dice Ira Jersey, estratega monetario del banco de inversión Crédit Suisse. "No lo creemos, pero la futura realidad económica no siempre tiene un impacto significativo en lo que ocurre en el mercado", consideró.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años terminó el lunes a 3,640% luego de alcanzar el viernes su nivel más alto desde el 3 de mayo. Esto significa que los efectos de los sobresaltos de 2010, que hicieron que los inversionistas se refugiaran en los bonos del Tesoro, han sido superados.

La mayor parte del mercado sospechaba que la prolongada racha alcista en los bonos del Tesoro estadounidense estaba llegando a su fin. Lo ocurrido en las últimas sesiones se parece un poco a lo que pasó el primer semestre del año pasado, cuando los rendimientos subieron a medida que la economía comenzó a cobrar impulso para después caer bruscamente a raíz de la crisis de la deuda europea.

Pero también hay indicios importantes de que el incremento en las tasas de interés de largo plazo sería el comienzo de una tendencia de más largo plazo. La Fed ni siquiera está a medio camino en su programa de compra de US$600.000 millones en bonos, los precios de los commodities se han disparado y la recuperación económica ha estado en curso durante un año.

Las tasas también están subiendo por la persistente preocupación respecto a las finanzas del gobierno estadounidense. "Mientras más bonos emiten y más capital captan, menos favorable será la situación del mercado de bonos", dijo Todd Calvin, vicepresidente de productos de tasa de interés en MF Global.

Fuente: WSJ