5 feb. 2010

EEUU: ¿Lo califica su sueldo para obtener crédito?

Por Karen Blumenthal

Contrario a lo que se imagina, las oficinas de crédito podrían saber cuánto gana. Y, a partir de febrero, sus ingresos —estimados por estas agencias— podrían ser usados para determinar si usted es merecedor de una nueva tarjeta de crédito.

La nueva ley de Tarjetas de Crédito requiere, entre otras cosas, que las compañías emisoras tomen en cuenta los ingresos o activos del solicitante y su nivel de deuda actual antes de extenderle un crédito. Para proveer flexibilidad, sin embargo, el banco central estableció que las agencias pueden usar una "estimación razonable" de los ingresos o activos basándose en "modelos estadísticos sólidos".

Las tres grandes agencias de crédito —Experian, TransUnion y Equifax— han estado trabajando en herramientas para calcular los ingresos de los consumidores basándose en la información en sus evaluaciones de crédito, como el tamaño y tiempo de sus hipotecas y sus límites de crédito.

Prestamistas de todo tipo han empezado a recolectar información financiera de la gente. Desde el verano pasado, Fannie Mae requiere a los prestamistas hipotecarios que verifiquen los ingresos de los solicitantes revisando sus declaraciones de impuestos. En lugar de sólo proporcionar comprobantes de sueldo y estados de cuentas bancarias, ahora se solicita a los compradores de vivienda que también provean copias de su declaración de impuestos y llenen el formulario 4506-T del Servicio de Rentas Internas (IRS), que autoriza al IRS a entregar su declaración a los acreedores.

Los puntajes de crédito, que han sido por mucho tiempo un factor clave para obtener un préstamo o una tarjeta, ahora podrían no ser suficientes. La nueva ley de tarjetas de crédito obliga a las emisoras a considerar la capacidad de un cliente para pagar antes de abrir nuevas cuentas.

Ya que los comerciantes temían que las nuevas reglas restringirían su capacidad de abrir cuentas de crédito de manera instantánea porque los clientes no querrían divulgar información tan personal en medio de la tienda, solicitaron, junto con las agencias de crédito, que la Fed les permitirera usar estimaciones de ingresos en su lugar.

Las compañías ya piden información más detallada en sus solicitudes por Internet acerca de sus cuentas, ingresos, hipoteca o alquiler.

En el pasado, las compañías se fiaban de la información de ingresos que ofrecía el solicitante. Pero ahora están utilizando una herramienta de estimación de Experian PLC para confirmar lo que la gente reporta, dice Brannan Johnston, subdirector de ingresos y depósitos de la agencia de crédito de Costa Mesa, California.

Johnston dice que los cálculos de ingresos se pueden usar también para ofrecer tarjetas preaprobadas y decidir si aumentar su límite de crédito.

Los cálculos de ingresos de las oficinas de crédito son inexactos y por eso sus contratos prohíben a los prestamistas y las emisoras de tarjetas de crédito rechazar a solicitantes basándose sólo en las estimaciones. Pero los cálculos pueden animar al acreedor a solicitar más información de los prestatarios.

Si toda esta información lo pone nervioso, tenga presente que:

Ya que las estimaciones de ingresos se basan en información en su informe de crédito, es más importante que nunca asegurarse de que los datos sobre su deuda en su informe sean correctos. Revise los informes de las tres principales agencias de crédito al menos una vez al año, o el reporte de una agencia cada cuatro meses.

Cuando solicite una tarjeta de crédito, un préstamo o una hipoteca, preste atención a lo que está aceptando. En la letra pequeña de las solicitudes de tarjetas de crédito de Bank of America y Capital One, por ejemplo, los clientes potenciales acceden a someterse a una revisión de crédito y verificación de empleo.

Además, si le piden llenar un formulario 4506-T, asegúrese de fechar el formulario e indicar el año o años para los que el acreedor pueda pedir la declaraciones para que usted sepa exactamente qué información será revelada.

Tenga presente que todo tipo de información sobre usted está siendo recolectada. Agencias de crédito menos conocidas, como L2C Inc., recopilan información sobre sus pagos a las empresas de servicios públicos, cuentas de cable y teléfono celular, préstamos contra su sueldo, cuentas bancarias y más, y los datos pueden ser usados para proveer puntajes de crédito para la gente con poco o ningún crédito tradicional. En última instancia, cómo gestiona todas sus facturas, no sólo su hipoteca y tarjetas de crédito, influye en sus opciones.

Fuente: WSJ

4 feb. 2010

EEUU: Ahora es más sencillo estimar el valor de una hipoteca

Por Amy Hoak

El proceso para adquirir una hipoteca acaba de volverse más simple.

Ahora, los prestamistas están obligados a utilizar formularios fáciles de entender que especifiquen los términos básicos del préstamo y otorguen estimados realistas de los costos del cierre. Además, deben proveer una declaración que refleje claramente los costos estimados y los finales, según el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano (HUD, por sus siglas en inglés).

Esta documentación simplificada pretende ayudar a los consumidores a comprender bien los términos de una hipoteca y les facilita comparar préstamos de distintos prestamistas. También les recuerda que pueden comparar distintos servicios necesarios para el cierre de la compra, en vez de aceptar sin más las sugerencias del prestamista.

Esta estimación de buena fe "responde a la pregunta más simple: ¿Puede alguien decirme cuánto cuesta esta hipoteca?", explica Keith Gumbinger, vicepresidente de HSH Associates, una firma que publica información sobre préstamos en Pompton Plains, Nueva Jersey.

El HUD estima que la mejora en la presentación de los términos de las hipotecas y la promoción de la comparación de distintas ofertas podrían ayudar a los consumidores a ahorrarse un promedio de $700.

Bajo un mismo estándar

Los formularios estandarizados suponen un cambio a la variedad de documentos que los prestamistas proveían antes, los que podían constar de una hoja repleta de números garabateados a mano o consistir en un completo informe impreso de varias páginas especificando los costos.

¿Cómo luce el nuevo documento? Les da a los consumidores un cálculo aproximado de cuáles serán sus costos de cierre y los términos del préstamo, asumiendo que han sido aprobados para la hipoteca.

La primera página indica hasta cuándo es válida la información, junto a un resumen de las características del préstamo, como su monto inicial, vigencia, tasa de interés inicial, si la tasa es variable y si incluye una penalización por prepago.

La segunda página detalla los costos de emisión y cierre. La tercera explica qué cargos pueden incrementar y cuáles no en el momento del cierre, además de cuáles pueden subir sólo un máximo de 10%.

"Esto pone la responsabilidad sobre los prestamistas para que sean mucho más precisos en sus estimaciones", señala Gumbinger. Si no lo son, y los elementos del préstamo suben de precio en el cierre, los prestamistas podrían tener que cubrir los gastos adicionales, apunta.

La parte inferior de la tercera página sirve como una hoja de trabajo para los prestatarios que compren opciones.

Lo que este documento no hace de forma explícita es especificar cuál sería el pago mensual bajo cada acuerdo y la cantidad de fondos que el prestatario necesita en el momento del cierre, señala Steve Jacobson, presidente ejecutivo de Fairway Independent Mortgage en Wisconsin. Los consumidores deben entender esos costos antes de salir adelante con la hipoteca, advierte.

Tony Farwell, presidente ejecutivo de Closing.com, un sitio Web que ayuda a los consumidores a evaluar distintas opciones de cierre, está de acuerdo. "Ahora mismo, gran parte del mercado se está viendo impulsado por los compradores primerizos, y éstos tienen mucha menos experiencia en calcular cuáles serán sus costos mensuales totales", dice. "Tienden a subestimar los impuestos a la propiedad, el seguro de vivienda y muchos otros gastos mensuales".

Vale la pena comparar

A la hora de elegir un prestamista y proveedores de otros servicios, los nuevos formularios facilitan el proceso.

Muchas personas podrían asumir que lo aconsejable es seguir las recomendaciones del prestamista. Pero es posible comparar y contratar diferentes servicios de título de propiedad, inspección de propiedades, etc., resalta Farwell.

Llevará algo de tiempo ir de banco en banco, comparando presupuestos, buscar inspectores y servicios de títulos de propiedad y decidir qué compañías ofrecen la mejor alternativa, señala Tymothy Dwyer, presidente de Enti tle Direct Group, una firma de emisión de títulos de propiedad. Pero podría ser un tiempo bien invertido. Además, en el contexto económico actual, los consumidores están más dispuestos a hacer esta clase de esfuerzo extra.

"La debacle inmobiliaria y la recesión han intensificado el deseo de los consumidores de gastar de manera inteligente", dice. Comparar precios podría ahorrarle cientos de dólares.

Fuente: WSJ

3 feb. 2010

China avanza en la reducción de la desigualdad social

Por Andrew Batson

BEIJING— El aumento en la desigualdad en China se ha nivelado en los últimos años y podría ser menos severo de lo que se pensaba, afirma la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico, lo que sugiere que Beijing comienza a mostrar mejorías para superar uno de sus mayores problemas sociales.

La OCDE, en su encuesta económica de China publicada el martes, afirmó que un mayor gasto social en áreas rurales y un aumento en la migración a las ciudades ayudaron a detener una ampliación de la brecha en los niveles de ingreso. La organización con sede en París instó a China a reducir lo que aún es un alto nivel de desigualdad al impulsar los programas sociales y eliminar la discriminación contra los residentes rurales.

El informe es el segundo gran estudio de la OCDE sobre China, que no es miembro de la organización. La economía de China va camino a superar a Japón este año como la segunda del mundo detrás de Estados Unidos. La OCDE exhortó a China a adoptar una serie de medidas para desregular su economía, como liberar las tasas de interés para alentar a los bancos a prestarles más a pequeñas empresas, y privatizar compañías estatales. También indicó que permitir la apreciación de la moneda ayudaría al gobierno a manejar mejor la economía.

[China]

El crecimiento económico vertiginoso de China durante las últimas tres décadas ha sacado de la pobreza a cientos de millones de personas. Pero los ingresos de quienes se ubican en la parte más alta de la escala aumentaron con mucha más rapidez que los del resto, lo que creó nuevos conflictos en una sociedad que solía ser equitativa. Las tensiones entre los urbanizadores y los granjeros desposeídos y entre los jefes de las fábricas y su fuerza laboral rural a menudo sirven de combustible para conflictos sociales. Eso ha llevado al gobierno chino a decidir reducir la brecha, y los funcionarios han dicho una y otra vez que harán más para impulsar los ingresos de los más desposeídos.

"Ya hemos visto, en los últimos cinco años, una estabilización de las disparidades", afirmó Richard Herd, un economista de OCDE, durante una conferencia de prensa en Beijing. Gran parte se debe a un enorme movimiento de campesinos que dejan las granjas y toman empleos en las ciudades, un cambio que les permite aumentar sus ingresos de forma significativa. "Se ha producido un importante ajuste en los mercados laborales desde mediados de los años 90", indicó.

La desigualdad del ingreso en China medida por el índice Gini —una escala en la que cero es equidad perfecta y 100 es desigualdad perfecta— era de 49,6 en 2005, ya mayor a la de EE.UU., según la Academia China de Ciencias Sociales. Pero la OCDE, al usar lo que afirma que son mejores estimaciones de cambios en los precios y los migrantes rurales indocumentados en las ciudades, ubica al índice Gini para 2005 en 41, y afirma que la medida de la desigualdad bajó a 40,8 para 2007.

Las cifras de la OCDE indican que la inequidad sigue siendo más alta en China que en EE.UU. y la mayoría de los demás países desarrollados. Pero la desigualdad del país asiático sigue siendo menos severa que la de Sudáfrica, Brasil, Chile, Rusia o México. Muchos comentaristas locales instaron a China a reducir la brecha en los ingresos y evitar la llamada latinoamericanización de su economía, una referencia a las disparidades crónicas de riqueza en esa región.

Funcionarios chinos suelen concentrarse en la brecha entre el campo y las ciudades. El año pasado, el ingreso anual per cápita en zonas urbanas era de alrededor de US$2.500, más de tres veces los US$750 en áreas rurales, una proporción que subió durante la última década.

Sin embargo, esa comparación no toma en cuenta el creciente número de trabajadores rurales migrantes en áreas urbanas, o el hecho de que los precios de la mayoría de las cosas son más baratos en el campo.

Tras realizar ajustes para incluir esos factores, afirma la OCDE, los ingresos urbanos promedio de hecho se acercan más al doble que los rurales, no el triple.

Gran parte de la brecha restante entre ingresos urbanos y rurales proviene de trabajadores urbanos que tienen más educación que los rurales, señaló Herd. Exhortó al gobierno de China a que facilite 12 años completos de educación que esté disponible de forma universal en el campo.

También es importante, indicó, reformar el sistema de registro de los hogares, que a menudo impide que los inmigrantes rurales reciban una cobertura médica o educación en las ciudades en las que trabajan, y los desalienta a la hora de establecerse allí de forma permanente.

Esas iniciativas requerirán dinero, que China debería poder gastar. La OCDE indicó que el bajo nivel de deuda gubernamental de China le da la capacidad de gastar más en programas sociales a largo plazo, en particular después de que desaparezca el gasto en proyectos de estímulo económico.

Fuente: WSJ

2 feb. 2010

Los bancos afrontan una titánica labor de limpieza de activos tóxicos

por Megan Murphy y Justin Baer

Cuando Barclays anunció en septiembre que iba a transferir activos crediticios estructurados de riesgo por valor de más de 12.000 millones de dólares (8.534 millones de euros) a una nueva empresa con el nombre de Protium Finance, muchos se sorprendieron. No fue el carácter científico del nombre lo que intrigó a inversores y analistas, sino si el acuerdo podría servir de ejemplo para otras entidades que quieran reducir su exposición a futuras provisiones sobre inmensas reservas de los denominados activos “tóxicos”.

Cuatro meses después, ante las propuestas del presidente de EEUU, Barack Obama, de tomar medidas drásticas contra parte de las actividades comerciales y de inversión especulativas de los bancos, algunos observadores de la industria predicen nuevamente una oleada de proyectos similares a Protium, a medida que las entidades intenten deshacerse de los activos de mayor riesgo así como de las personas encargadas de gestionarlos.

La limpieza de los balances de los bancos después de la peor crisis financiera desde los años 30 sigue planteando un reto titánico no sólo para los bancos, sino también para los gobiernos y reguladores de todo el mundo. El Fondo Monetario Internacional (FMI) calculó en octubre que los bancos de EEUU, Europa y Asia habrán provisionado un total de 2,8 billones de dólares en créditos y títulos tóxicos entre 2007 y 2010, a raíz de la implosión del mercado de hipotecas de alto riesgo.

Los esfuerzos para detener la hemorragia financiera han llevado a la creación de una amplia serie de programas y estructuras, desde “bancos malos” en Reino Unido e Irlanda al programa de compra de activos tóxicos (TARP por sus siglas en inglés) estadounidense y el esquema de protección de activos británico.

Y, pese al carácter relativamente optimista de los resultados trimestrales de los grandes bancos conocidos en las últimas semanas, las perspectivas para muchos de esos activos tóxicos, especialmente aquellos vinculados al sector inmobiliario, siguen siendo confusas. A principios de este mes, por ejemplo, Société Générale, el segundo mayor banco de Francia, anunció que no cumpliría con los objetivos de beneficios para el cuarto trimestre debido a un impacto negativo de 1.400 millones de euros derivado de los activos afectados por la crisis, lo que extendió la idea de que el daño generado por el desastre de las hipotecas subprime aún no se había superado.

En plena crisis financiera, las grandes entidades tenían poco margen para evitar fuertes provisiones sobre el valor de las obligaciones de deuda colateralizada (CDO) y otros productos titulizados complejos vinculados a la deuda de las hipotecas residenciales y comerciales. Pero ahora que los grandes grupos financieros se han recuperado, al menos en parte, ¿ha pasado la oportunidad para crear entidades independientes como Protium que se hagan cargo de la gestión de los activos crediticios de mayor riesgo de los bancos?

En su Informe de Estabilidad Financiera Global de octubre, el FMI calculaba que los bancos estadounidenses habían reconocido cerca de un 60% de provisiones anticipadas, y sólo alrededor de un 40% en el caso de los bancos de Reino Unido y Europa continental.

Esta “cierta lentitud” a la hora de reconocerlas, explicaba el FMI, se debía al retraso en el ciclo crediticio y a la mayor proporción de valores en los balances de los bancos estadounidenses, así como a diferencias clave entre los estándares contables aplicados en Europa y los principios estadounidenses. Sin embargo, según los analistas, a medida que el valor de los activos tóxicos se recupera junto con los mercados globales, muchos bancos quieren conservarlos y beneficiarse de la subida. Inversores en deuda distressed (deuda de alto riesgo que cotiza con un diferencial de rentabilidad superior a 1.000 puntos básicos), hedge fund e incluso otros bancos han salido a escena como compradores de unos activos cuyo valor se espera que aumente.

Los bancos “tienen un incentivo para mantenerlos y venderlos con una prima”, comenta un asesor legal que trabaja con frecuencia con bancos. “Pero aún existe demasiada diferencia entre las ofertas y el precio que se pide por ellos. Probablemente haga falta una mayor estabilidad, más signos de que el paro está cayendo”.

Banqueros próximos al acuerdo de Protium señalan que las restricciones de Obama sobre los grandes bancos podrían convertirse en una gran oportunidad para los profesionales especializados en extraer valor de los activos estructurados poco líquidos que inundan los bancos. En el caso de Protium, Barclays prestó el dinero al nuevo fondo para la adquisición de la cartera, reemplazando la volatilidad generada por la propiedad de activos de riesgo con los flujos regulares de liquidez de los pagos de intereses.

Los activos permanecerán en los balances de Barclays para propósitos reguladores, lo que implica que el banco se verá obligado a hacer provisiones de capital frente a los 12.000 millones de dólares concedidos en créditos. La pregunta clave es si las ventajas de la protección frente a nuevos problemas son mayores que el potencial de valor al alza entregado al nuevo fondo.

Algunos banqueros señalan que los beneficios de la creación de una entidad independiente aún no están claros, especialmente si ello implica destinar una mayor suma de capital de la que el banco tendría que reservar si conservase los activos. “El problema es que no funciona”, advierte otro banquero de inversión. “Para hacerlo hay que destinar capital al respaldo de esos activos”.

Varias entidades crediticias han intentado prescindir de esos activos. Citi Holdings de Citigroup, la unidad que incluye los negocios con pocas probabilidades de formar parte de los planes a largo plazo del banco, también alberga una reserva de activos especiales que incluyen su cartera restante de CDO y otros activos tóxicos. “Hay algunas empresas que cuando cometen errores, pueden salir de ellos”, explica un banquero de inversión que asesora a empresas de servicios financieros. “En el caso de otras, parece que hay que construir un muro que los aísle, amputarlos”.

Según apunta otro banquero, si la economía sigue mejorando, más entidades de crédito podrían crear los denominados “bancos malos” solo para demostrar que han pasado la página de la peor crisis financiera en varias generaciones. “Creemos que los bancos terminarán por crear esas estructuras”, comenta Frederick Cannon, responsable de investigaciones de Keefe Bruyette & Woods. “No se puede crear un banco malo hasta que no se conoce realmente el valor de los activos [tóxicos]. Hay que saber cuánto dinero destinar, y todavía se está determinando el valor”.

Fuente: FT

1 feb. 2010

Los banqueros en Davos: de los amos del universo a los villanos de la crisis

Por Marcus Walker y Emma Moddy

DAVOS—Hasta hace poco, los ejecutivos del mundo de las finanzas eran los reyes de la cumbre de la élite mundial que se realiza todos los años en los Alpes suizos. El lema extraoficial de la reunión del Foro Económico Mundial que concluyó ayer, sin embargo, parecía ser: "En primer lugar, matemos a todos los banqueros".

La ira dirigida contra los bancos desde todos los rincones fue palpable, reconoce Donald Moore, presidente de la junta de Morgan Stanley en Europa, mientras estudia unos gráficos sentado solo en Global Village, el café del Foro. Consultado sobre qué otros grupos habían sido tan impopulares en Davos en otros años, contestó rápido: "los terroristas".

La broma refleja la creciente preocupación con que los banqueros consideran su profesión, incluso en Davos, un lugar que por lo general les ha sido acogedor.

El desdén que quedó en evidencia en el encuentro de este año es una señal de la reacción internacional en contra del sector financiero. La ira popular sobre el papel de los bancos en la crisis financiera y su comportamiento posterior se ha contagiado a los ejecutivos de algunas de las mayores empresas del mundo, políticos y reguladores.

"Creo que la relación entre el gobierno y los bancos ha cambiado de manera irreversible", señala Peter Sands, presidente ejecutivo de grupo del banco británico Standard Chartered Bank y copresidente del foro de Davos. "Creo que los bancos no han contribuido mucho a su propia causa. Hemos estado sordos y nos perjudicamos a nosotros mismos", dijo. "Todos necesitamos una dosis de humildad", añadió.

La atmósfera política se ha vuelto tóxica para los bancos. Muchos banqueros han mantenido un perfil bajo y prefirieron las reuniones privadas a participar en los paneles de discusión. Bajo una creciente presión, algunos incluso le han dado la espalda a sus propios colegas.

Al margen de uno de los numerosos eventos ostentosos de Davos, un banquero de inversión londinense ofreció esta apuesta: Lloyd Blankfein, el presidente ejecutivo de Goldman Sachs, será obligado a abandonar el cargo dentro de dos años. Estaba dispuesto a respaldar su apuesta con millones de libras.

Blankfein no es el único blanco de la revuelta contra los bancos, pero encabeza el banco de inversión más exitoso del mundo. Goldman ha salido de la crisis financiera más fuerte que nunca y Blankfein ha sido uno de los defensores más fervientes de los bancos. Goldman ha remunerado generosamente a sus empleados, aunque redujo la última ronda de bonificaciones.

Consultado sobre la apuesta a la partida de Blankfein, un portavoz de Goldman, Lucas van Praag, dijo: "Es ridículo que The Wall Street Journal siquiera considere publicar tal basura".

El apoyo a una ofensiva más agresiva de los gobiernos para limitar las prácticas de los bancos es mayor de lo que parecía posible hace apenas unas semanas. Las propuestas para la creación de nuevos impuestos y reglas más estrictas en Estados Unidos, Gran Bretaña y otros países están reforzando la determinación de los funcionarios a ambos lados del Atlántico de no permitir que el sector financiero salga ileso, después que sus pérdidas provocaran una recesión económica mundial.

El alivio generado por la mejoría de la crisis económica está dando paso a exigencias de cambios de largo alcance y a un cuestionamiento del valor de muchas actividades del sector financiero.

Los ejecutivos de la industria liderados por Josef Ackermann, presidente ejecutivo de Deutsche Bank AG, hicieron el sábado un intento de conseguir un indulto al reunirse a puertas cerradas con ministros de finanzas, banqueros centrales y reguladores en Davos.

"Debemos dejar de buscar culpables y comenzar a mirar hacia adelante", manifestó Ackermann, quien argumentó que una avalancha de propuestas de nuevos impuestos y regulaciones está perjudicando al sector bancario. "Si no se cuenta con un sector financiero robusto para apoyar la recuperación... se está cometiendo un enorme error del cual nos arrepentiremos más adelante", afirmó.

Muchos opinan que los bancos son los grandes responsables de su mala imagen al aparentemente regresar a una cultura marcada por asumir grandes riesgos y otorgar jugosas bonificaciones después de salir de la unidad de cuidados intensivos. "Creo que los bancos evaluaron mal los arraigados sentimientos del público en torno a los efectos devastadores de la crisis", dijo Guillermo Ortiz, el ex gobernador del Banco de México.

[banca]
Fuente: WSJ