2 sept. 2010

¿Corretaje o manipulación de precios?

Por Susan Pulliam

Christopher Pia era el ejemplo por excelencia de un gestor de fondos de cobertura exitoso: procedente de un barrio de clase trabajadora de Nueva York, su destreza le llevó a ocupar un cargo en la cúpula del fondo Moore Capital Management. Pia se compró una mansión en Armonk, Nueva York, y un flamante Lamborghini de color naranja.

Pero su relación de 18 años con Moore Capital y su fundador, el magnate Louis Bacon, terminó abruptamente a finales de 2008. Bacon obligó a su principal operador, amigo y protegido a abandonar la compañía, y Pia lanzó su propio fondo.

La historia detrás de la ruptura está saliendo ahora a relucir, e incluye acusaciones de negociaciones indebidas que las autoridades estadounidenses temen que podrían ser una práctica que se extiende.

[Bacon] Zuma Press

Louis Bacon

La Comisión de Comercio de Futuros de Materias Primas en Estados Unidos (CFTC, por sus siglas en inglés) está investigando si Pia manipuló el mercado cuando trabajaba para Moore, según una persona cercana a la situación. Específicamente, la CFTC trata de establecer si Pia intentó hacer subir indebidamente los precios del platino y el paladio para aumentar las ganancias de Moore y su propia remuneración, afirma una fuente.

La CFTC presentó en abril una demanda civil contra Moore, argumentando que un ex gestor de cartera sin identificar intentó manipular los precios en los mercados de futuros. Personas familiarizadas con el caso afirman que el gestor es Pia. Moore pagó US$25 millones para resolver extrajudicialmente el caso, sin admitir o negar haber hecho algo inapropiado, pero la investigación de Pia continúa. Un portavoz del gestor declinó hacer comentarios.

En el último año, el sector de los fondos de cobertura ha sido golpeado por acusaciones de que los gestores de dichas firmas amasaron ganancias ilegales al negociar acciones a partir de información privilegiada. La investigación de Pia y el caso de Moore sugieren que el corretaje de commodities también puede ser abusado por gestores con información privilegiada que buscan mover los precios según les convenga.

Los precios en los mercados de futuros de bienes básicos ayudan a determinar cuánto pagan los consumidores por todo, desde una botella de jugo de naranja a un galón de gasolina. Los casos de inversionistas que mueven artificialmente los precios de los recursos naturales no son nuevos. Pero las prácticas abusivas están aumentando, afirma Bart Chilton, uno de los comisionados de la CFTC, debido a que, hasta hace poco, los reguladores carecían de las herramientas necesarias para combatirlas.

A largo plazo, la oferta y la demanda dictan los precios en los mercados de commodities. La preocupación de las autoridades radica en los intentos por mover los precios a corto plazo. El creciente número de grandes inversionistas que especulan en bienes básicos ha creado "aberraciones" que pueden presentar "la oportunidad para cometer actos ilegales", dice Chilton.

En los mercados de futuros de bienes básicos, los inversionistas firman contratos para comprar o vender materias primas a un precio determinado para una fecha específica. En su queja contra Moore, la CFTC dijo que el gestor de cartera en cuestión intentó modificar los precios inundando el mercado con órdenes justo antes del cierre, una práctica conocida como banging the close (algo así como "sacudir el cierre").

La intención de Moore, dijo la CFTC, era hacer subir los precios del platino y el paladio. La CFTC no indicó el motivo del comportamiento del gestor, ni si Moore o el gestor (al que nunca menciona por su nombre) ganaron dinero. Si era Pia, la estrategia podría haber incrementado el valor de su cartera de futuros, aumentando a la vez su remuneración, según personas cercanas al asunto.

Moore también llegó a un acuerdo extrajudicial sobre acusaciones de supervisión inadecuada de sus operaciones. En un comunicado, el fondo dijo que nadie más ha "sido acusado de actuar de forma inapropiada". Bacon declinó hacer comentarios.

Pia, de 44 años, creció en el barrio neoyorquino de Astoria, Queens, y conoció a Bacon en Shearson Lehman Brothers. Cuando Bacon, de 54 años, lanzó en 1990 Moore Capital, contrató a Pia.

Moore es un fondo de cobertura "macro", que hace apuestas variadas en la economía y los mercados negociando bienes básicos, divisas y diversos valores. Tras un rápido crecimiento, la firma gestiona hoy unos US$15.000 millones. Pia llegó a supervisar sus operaciones de corretaje.

El éxito de Moore hizo multimillonario a Bacon. Desde 1990 hasta 2009, el principal fondo de Moore obtuvo un retorno anual promedio de 20,5%, descontadas las comisiones. En Moore, Pia tenía a su disposición enormes cantidades de capital, y era reconocida su forma de desplegarlas en maniobras complejas.

A diferencia del mercado de acciones, los precios de cierre en los mercados de futuros no son determinados por la última transacción. En cambio, el precio de cierre es el promedio ponderado de todas las operaciones durante los últimos minutos de negociaciones. Para el paladio, por ejemplo, el "período de cierre" es de 12:58 a 1:00 p.m., y para el platino, de 1 :03 a 1:05 p.m.

Los operadores pueden mover los precios de cierre inundando el mercado con órdenes durante los últimos dos minutos de negociaciones. Intentar hacer subir los precios de esta forma —banging the close— está considerado en algunos casos como manipulación de mercados bajo la legislación estadounidense sobre bienes básicos.

En 2008, varios operadores se quejaron ante la Bolsa Mercantil de Nueva York de que alguien estaba entrando al mercado cerca del cierre para realizar grandes compras de contratos a futuro de platino y paladio, dijeron dos personas cercanas a la situación. Por la misma época, la CFTC comenzó a detectar patrones inusuales de negociaciones en los dos metales. Abogados de la CFTC empezaron a interrogar a Pia sobre sus métodos operativos, dijo una de las dos personas.

La queja de la CFTC contra Moore no especifica el día o días en los que tuvieron lugar las negociaciones, ni revela si Pia fue el gestor involucrado. Por lo general, menos de 10 operadores participan en el mercado del paladio, dijo la CFTC, y las operaciones de Moore representaron la mayoría del volumen de transacciones en los dos mercados durante el cierre.

En una serie de entrevistas, investigadores de la CFTC le preguntaron a Pia si pretendió hacer subir los precios mediante las negociaciones en cuestión, según una persona familiarizada con la situación. Pia negó haber hecho algo inapropiado. Si bien admitió que esperó hasta el último minuto para colocar las órdenes, alegó que simplemente estaba comprando lo que vendían los operadores del piso. Pia dijo que la estrategia pretendía frenar los planes de operadores rivales, que a menudo trataban de adelantarse y comprar por anticipado antes de que Moore colocara las órdenes, afirma la fuente.

La investigación de la CFTC pretende averiguar si Pia intentó incrementar su remuneración con esas operaciones, según una persona al tanto de la investigación. Entre los temas que examina la CFTC está si Pia estaba negociando, a través de un portafolio que manejaba al interior de la firma, antes de que las órdenes de Moore fueran colocadas, posiblemente tratando de aumentar sus comisiones, dice la persona. Estas tácticas pueden conceder a los operadores una ventaja injusta porque las órdenes pendientes —no reveladas al público— pueden afectar los precios cuando se ejecutan.

Los temores de Bacon sobre la responsabilidad de Moore aumentaron, según otra persona conocedora de la situación. Poco después, Pia abandonó la firma.

Un portavoz de Moore declinó hacer comentarios sobre las posiciones de la firma en bienes básicos, pero dijo que Moore "no ha logrado establecer ningún motivo económico para las operaciones de cierre de futuros de paladio y platino descritas por la CFTC. Las operaciones no causaron precios artificiales ni ganancias ni pérdidas indebidas".

Un mes después del acuerdo extrajudicial, el fondo estrella de Moore registró su mayor pérdida mensual desde su creación, una caída de 9,2% en mayo. Desde enero al 5 de agosto, cayó 4,46%, en parte debido a cálculos erróneos sobre la crisis económica en Europa.

Después de abandonar Moore, Pia lanzó Pia Capital Management. Al igual que su ex empleador, es un fondo de cobertura "macro". El nuevo fondo tiene unos US$500 millones bajo gestión y cayó 0,6% entre enero y el 6 de agosto. No hay indicios de que este nuevo fondo se encuentre bajo investigación.

Fuente: WSJ