14 abr. 2010

Pekín prepara el terreno para un cambio en su política de tipo de cambio

por Jamil Anderlini

Pekín ha comenzado a preparar públicamente el terreno para modificar su política de tipo de cambio, días después de que el Tesoro de EEUU anunciase que pospondrá su decisión sobre si calificar a China de “manipulador de divisas”.

Un importante economista del Gobierno anunció a los periodistas el martes en Pekín que China podría ampliar la franja comercial diaria del renmimbi y permitir que reanude la revalorización gradual que detuvo en julio de 2008 como respuesta a la crisis crediticia global.

Ba Shusong, vicedirector general del Instituto de Investigación Financiera del Centro de Investigación para el Desarrollo, el comité asesor del gabinete, explicó que la fecha para llevar a cabo la posible modificación dependería del ritmo de recuperación económica en EEUU y China. Ba aseguró en una reunión informativa organizada por el Ministerio de Asuntos Exteriores que la estrategia actual no era más que una medida de emergencia temporal que se retiraría en determinado momento.

En los últimos meses, Wen Jiabao, el primer ministro chino, y otras altas autoridades han dicho en varias ocasiones que el renminbi no estaba subvalorado y que China no cedería a las presiones exteriores sobre su valor. Pero el tono oficial se ha moderado, y las autoridades chinas sugieren en privado que ya se ha sometido a la aprobación del gabinete una propuesta para ajustar la política monetaria.

Ambas partes han hecho gestos conciliadores tras meses de tensas relaciones. EEUU ha retrasado su decisión de calificar a China de “manipulador de divisas” y Pekín ha trabajado conjuntamente con Washington en materia diplomática en relación a Irán y a la seguridad nuclear. “Parece que se está gestando un importante acuerdo entre EEUU y Pekín si es que no se ha alcanzado ya”, señaló Stephen Green, un economista de Standard Chartered en Shanghai.

Tim Geithner, el secretario del Tesoro estadounidense, declaró el martes en la televisión india NTV que la revalorización del renminbi era “decisión de China” y que confiaba en que Pekín comprendiese que le beneficiaría una divisa más flexible.

Goldman Sachs predice que Pekín pronto ampliará la franja diaria de fluctuación del renmimbi frente al dólar de más o menos 0,5% a más o menos 1%, y permitirá a partir de ese punto un aumento progresivo.

El ministro de Asuntos Exteriores chino señaló que el país se atendría a tres principios en política de divisas: todo cambio debe ser controlado, tiene que ser una iniciativa propia de Pekín y debe ser gradual.

Pese a las repetidas aseveraciones oficiales de que el renminbi no está subvalorado, la mayoría de las autoridades económicas y economistas chinos reconocen la probabilidad de que se revalorice a largo plazo.

The Financial Times Limited 2010. All Rights Reserved