27 jul. 2011

España aplicará mano dura sobre la deuda de las comunidades autónomas

Por Jonathan House

MADRID-España está preparando planes para imponer nuevos controles presupuestarios sobre sus poderosas comunidades autónomas para asegurar que el país cumpla sus ambiciosos objetivos de déficit, dijo la ministra de Finanzas, Elena Salgado.

En una entrevista, la ministra planteó una línea dura con respecto a las comunidades autónomas que controlan un tercio del gasto en España. Dice que quiere que los responsables de sus finanzas acepten nuevos límites al gasto en una reunión que se celebrará este miércoles 27 de julio. Más tarde, dijo que el gobierno redactará un proyecto de ley que establecerá multas para las comunidades que no cumplan con sus metas de presupuesto.

"El gobierno central ha aprobado una regla para el gasto que lo liga al crecimiento económico", dijo Salgado. "Queremos que las regiones hagan lo mismo", explicó.

Las medidas responden a las demandas de la Unión Europea (UE) de fortalecer la supervisión económica, especialmente en países como España, que tienen grandes déficit presupuestarios. En un importante paso adelante para resolver la crisis de la deuda europea, los líderes de la UE acordaron el jueves 21 de julio conceder nueva ayuda a Grecia y expandir el alcance del fondo de rescate regional. También exhortaron una "rápida finalización" de una reforma sobre las reglas presupuestarias que se espera que incluya multas automáticas para los países que no cumplan con las metas de déficit establecidas por la UE.

El acuerdo en la UE ayudó a mejorar el ánimo de los inversionistas con respecto a países fiscalmente frágiles como España e Italia, parcialmente revirtiendo el fuerte incremento que se había visto en sus costos de financiamiento en las últimas semanas. Aun así, España tiene mucho trabajo por delante para poner su casa en orden. El viernes 23 de julio, el Banco de España intervino la Caja de Ahorros del Mediterráneo (CAM), un importante paso en sus esfuerzos para ordenar la problemática situación que atraviesa la caja de ahorros. La decisión era largamente esperada luego de que la CAM pidiera al gobierno una inyección de recursos de 2.800 millones de euros (US$4.019 millones) a comienzos de este año.

En el frente fiscal, la crisis de España ha puesto en evidencia los deficientes controles sobre el gasto en las regiones, que son responsables de servicios esenciales como la educación y la salud. Sus desequilibrios presupuestarios amenazan con descarrilar los esfuerzos españoles por recortar la deuda soberana que supera el 9% del Producto Interno Bruto para llevarlo a 3% en 2013.

Salgado va a dar el primer paso hacia el endurecimiento de los controles este miércoles 27 de julio, cuando presione a las comunidades autónomas a que adopten nuevas reglas que ya han sido adoptadas por las administraciones centrales y municipales, las cuales pondrán un tope al gasto por debajo de la tasa de crecimiento económico del país. "Si España es sancionada por la UE debido a las comunidades autónomas, les trasladaremos esas sanciones a las comunidades autónomas", aseguró Salgado.

La reunión de Salgado con los 17 ministros de Finanzas el miércoles será la primera desde que el Partido Socialista Obrero Español, del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sufriera históricas pérdidas en las elecciones municipales y regionales en mayo del año pasado. La mayoría de las comunidades autónomas están ahora bajo control del opositor Partido Popular y se espera que muchos de los nuevos gobiernos de este partido digan que no pueden cumplir con la meta de déficit de 2011 que equivale al 1,3% del Producto Interno Bruto local. "Simplemente reiteraré que tienen que cumplir sus metas", aseguró Salgado.

De la misma manera, Salgado descartó conceder a las comunidades autónomas, que mayoritariamente se financian con impuestos que cobra el gobierno central, más dinero para reducir las severas presiones de liquidez causadas por la caída en los ingresos y las restricciones del gobierno central a la emisión de deuda. "Eso crearía un riesgo moral", advirtió. Muchas regiones dicen que no pueden pagar a sus proveedores, y algunas como Castilla-La Mancha, dicen que pronto no podrán pagar a sus empleados. Más aun, todavía tiene que refinanciar alrededor de 20.000 millones de euros (US$28.709 millones) de deuda este año.

En un informe la semana pasada, la agencia de calificación de deuda Standard &Poor's dijo que pensaba que el gobierno central necesitará dar a las comunidades autónomas 3.400 millones de euros (US$4.880 millones) adicionales este año y en el próximo. Salgado dijo que lo único que el Ministerio puede hacer en caso de emergencia es adelantar las transferencias mensuales que reciben las comunidades autónomas. "Transferimos dinero a las comunidades autónomas mensualmente, así que podríamos, por ejemplo, transferir los fondos previstos para octubre en septiembre", explicó.

Fuente: WSJ