19 jul. 2011

La euro zona debe decidir cómo participarán los acreedores privados en el rescate de Grecia, dice el FMI

Por Ian Talley

LONDRES (EFE Dow Jones)--La eurozona necesita aclarar urgentemente cómo involucrar a los acreedores privados en el nuevo paquete de rescate a Grecia, dijo el martes el Fondo Monetario Internacional.

"Hay diferentes formas de hacerlo, pero la clave es eliminar la incertidumbre", dijo Luc Everaert, jefe de la división del FMI para el área del euro, en una conferencia.

Los líderes de la eurozona se reunirán el jueves en Bruselas para decidir la cuestión de quién debe pagar por mantener a Grecia a flote mientras reordena sus cuentas públicas. Los ministros de Finanzas acordaron este mes centrarse en reducir la deuda de Grecia a un nivel "sostenible", lenguaje que los analistas interpretan como una reducción del importe total de la deuda viva del país.

Sin embargo, los gobiernos deben aún encontrar la forma de hacerlo sin que las agencias de calificación lo consideren un "impago" o un "impago selectivo", ya que el Banco Central Europeo ha dicho que, en ese caso, dejaría de aceptar la deuda griega como garantía en los préstamos que concede, algo que haría caer el sistema bancario griego en días.

Everaert, junto a Aasim Husain, asesor del FMI, dijo que la Unión Europea probablemente tendrá que aumentar su actual vehículo de rescate, el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera, que cuenta con 440.000 millones de euros.

Añadió que el FEEF debería ser más flexible, por ejemplo, mediante la compra de deuda pública en el mercado secundario o el uso de sus fondos para recapitalizar y dar garantías. Los gobiernos de la eurozona se han opuestos a conceder al FEEF estos poderes, al considerar que podría dar señales a los gobiernos y los bancos de que pueden ser rescatados sin condiciones.

Japón va por buen camino

Por otra parte, el FMI señaló que la economía japonesa está mostrando señales de recuperación del tsunami y terremoto de marzo y podría registrar una expansión posteriormente en el año.

El FMI agregó que es probable que la economía registre una contracción del 0,7% en 2011 debido a los daños sufridos en el primer semestre, especialmente en el sector manufacturero. Pero el crecimiento repuntaría el próximo año al 2,9%, indicó el fondo en su análisis económico anual.

"Tras una fuerte contracción en el primer semestre del año, se espera que las condiciones de la oferta se normalicen este verano y que el gasto para la reconstrucción avance sostenidamente", señaló el FMI.

Sin embargo, el fondo advirtió que la incertidumbre que rodea el panorama del país es "inusualmente alta". En particular, aún son posibles retrasos en el restablecimiento de la energía, incluso de las plantas nucleares afectadas por la catástrofe, y el potencial de una demanda débil prolongada.

Dados los riesgos de la recuperación, las autoridades deberían mantener sus medidas de estímulo de corto plazo, según el FMI. La prioridad inmediata es reparar la infraestructura dañada y facilitar una recuperación expedita, indicó la junta del FMI.

El fondo recomendó un incremento en el impuesto al consumo a entre el 7% y 8% en 2012, respecto al 5%.

El FMI mencionó que el yen japonés parece tener una "valuación justa", según los indicadores fundamentales del mercado. El Grupo de Siete, conformado por las naciones más industrializadas, intervino de forma conjunta en el yen poco después del terremoto, cuando la apreciación de la moneda amenazaba con afectar el frágil estado económico del país. Desde entonces, el yen se ha negociado principalmente dentro de una banda de Y80-Y84 ante el dólar.

Al mismo tiempo, Japón debe comenzar a enfrentar su creciente deuda pública, que se espera alcance el 237% del producto interno bruto el próximo año.