5 jul. 2011

La inestabilidad política limitará el crecimiento en África

Por Peter Wonacott

JOHANNESBURGO (EFE Dow Jones)--Las bolsas de inestabilidad política lastrarán el crecimiento económico en África este año, aunque las exportaciones en rápida expansión y la nueva clase media deberían evitar que haya una fuerte desaceleración, según un informe publicado el lunes.

Se espera que el crecimiento de África caiga al 3,7% en 2011, tras el 4,9% registrado en 2010, según la "Perspectiva Económica Africana", un informe elaborado por el Banco de Desarrollo Africano, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, y por Naciones Unidas.

La caída supone un revés para un continente que aspira a competir con China e India como próxima historia de gran crecimiento. África salió de la desaceleración mundial en mejor forma que la mayoría de economías de tamaño continental, debido, en gran medida, a la continua demanda de sus recursos naturales.

Pero la inestabilidad en el norte de África, sobre todo el conflicto en Libia, es un recordatorio de la explosiva política del continente y su devastador impacto económico. Se espera que la economía de Libia se contraiga un 19% este año, mientras que la de Túnez y la de Egipto crecerán modestamente, un 1,1% y un 1,6%, respectivamente.

Además, el violento tira y afloja entre los dos aspirantes a presidente de Costa de Marfil dañó a esta economía, que es la segunda mayor de África occidental. Se espera que la economía de Costa de Marfil se contraiga en torno a un 7,3%.

"África es una historia positiva, pero toda historia positiva conlleva sus riesgos", indica Mthuli Ncube, economista jefe del Banco de Desarrollo Africano. "Algo siempre puede salir mal".

Pese a los problemas políticos, la perspectiva a largo plazo para África sigue siendo positiva. El análisis estima que el crecimiento económico de África se recuperará hasta el 5,8% el próximo año.

Excluyendo el norte, se espera que el grupo de unos 47 países conocidos como África subsahariana crezca un 5,5% este año, un poco menos que la previsión del 5,7% para el año anterior a la crisis en Costa de Marfil.

Las exportaciones de petróleo, minerales y materias primas agrícolas --y sus elevados precios-- han ayudado a fomentar el crecimiento de los países ricos en recursos. Además, la demanda interna está resurgiendo, lo que ayuda a economías como la de Etiopía o Kenia.

En un informe anterior, el Banco de Desarrollo Africano estimó que en el continente había más de 300 millones de personas que viven con entre US$2 y US$20 al día, cifra que aumentó un 60% en la última década. El banco describió a estos consumidores como la nueva clase media de África.