4 jul. 2011

La UE anticipa un acuerdo sobre el segundo rescate para Grecia

Por Nathalie Boschat y Laurence Norman

Los ministros de finanzas de la zona euro acordaron el sábado entregar a Grecia otro tramo del paquete de ayuda aprobado el año pasado y así evitar un colapso financiero este mes, pero quedaron con la difícil tarea de afinar los detalles de un nuevo paquete de rescate para el país.

En una conferencia telefónica durante la tarde del sábado, los ministros dijeron que entregarían los 12.000 millones de euros correspondientes a la siguiente fase del paquete de rescate, una vez que el Fondo Monetario Internacional (FMI) firme su aprobación. Se espera que el pago sea realizado antes del 15 de julio.

En un comunicado, el FMI dio la bienvenida al "compromiso de la zona euro con la estrategia de financiación" para Grecia.

Los ministros también decidieron que para septiembre llegarían a un acuerdo sobre un nuevo paquete de rescate que suplemente los 110.000 millones de euros que ya acordaron el año pasado. Esta cifra se quedó corta ya que Grecia no pudo recaudar dinero en los mercados de capital como se esperaba.

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, dijo tras la conferencia telefónica que un nuevo paquete de ayuda para Grecia podría ser aprobado en septiembre, a tiempo para el desembolso del próximo tramo trimestral del rescate de la UE y el FMI.

El Ministerio de Finanzas griego señaló también en un comunicado que el acuerdo era esperado para mediados de septiembre.

Los ministros dijeron que seguirán trabajando en la búsqueda de formas que animen a los tenedores de bonos griegos a contribuir al nuevo paquete de rescate.

Los ministros señalaron que "la escala y las modalidades precisas de la participación del sector privado y los fondos adicionales provenientes de fuentes oficiales serán determinadas en las próximas semanas".

Es probable que esto se logre al persuadir al sector privado a reinvertir parte de los ingresos procedentes del vencimiento de bonos griegos en deuda nueva.

Los ministros reiteraron su posición de que cualquier plan de este tipo debe evitar que Grecia sea declarara en "cesación de pagos selectiva" por las agencias calificadoras de crédito.

Una fuente de la UE indicó que aunque los gobiernos de la zona euro no puedan acordar las líneas generales del segundo paquete de rescate para el 11 de julio, como se pretendía, habrá "total claridad" sobre la participación del sector privado a fines de este mes.

El funcionario afirmó que incluiría un cálculo del tamaño de la contribución del sector privado y el total del paquete de rescate.

Representantes europeos han dicho que les gustaría que los acreedores privados contribuyeran con 30.000 millones de euros para 2014, pero no está claro si esto puede lograrse. Se espera que el resto del nuevo paquete incluya 30.000 millones de euros en contribuciones provenientes de las privatizaciones griegas y hasta 90.000 millones de euros en nuevos fondos oficiales.

"No esperamos ninguna sorpresa", dijo la fuente de la UE.

La aprobación para el próximo desembolso del rescate del año pasado era ampliamente esperada luego de que el parlamento griego votara el jueves a favor de un nuevo conjunto de medidas de austeridad por 28.000 millones de euros, a fin de apuntalar las finanzas del gobierno hasta 2015. Esa votación tuvo lugar dos semanas después del casi colapso del gobierno griego y en medio de masivas protestas callejeras.

Un funcionario francés dijo también la noche del sábado que los ministros apuntan a "trabajar con celeridad" sobre los detalles de la participación del sector privado en el segundo esfuerzo de asistencia financiera.

En su comunicado del sábado, los ministros de finanzas de la zona euro volvieron a instar a todos los partidos políticos griegos a trabajar juntos y dijeron que un nuevo paquete de rescate dependerá de "un compromiso firme y sostenido" de Grecia "para implementar medidas de consolidación fiscal, así como reformas estructurales concretas y planes de privatización".

Fuente: WSJ