30 nov. 2011

La fortaleza de las monedas latinoamericanas ha sido clave para su crecimiento, dice el Banco Mundial

Por Prabha Natarajan

En la última década, las economías de América Latina y el Caribe se han fortalecido y sus sistemas financieros han mejorado gracias a la estabilidad de sus monedas, según un estudio del Banco Mundial publicado el martes.

Sin embargo, siguen existiendo grandes brechas en la capacidad de los bancos regionales para extender créditos al sector privado y en la liquidez de los mercados bursátiles locales, destaca el informe titulado "Desarrollo Financiero en América Latina y el Caribe: El Camino por Delante".

La principal característica del crecimiento regional es su capacidad de emitir deuda en moneda local para financiar los requisitos soberanos.

"El surgimiento de mercados de deuda en moneda local es clave para el desarrollo financiero y la política económica", dijo Augusto de la Torre, uno de los autores del informe. "Cuando una moneda se utiliza para almacenar valor, hace a esas monedas creíbles y respetables".

El uso de monedas locales para contratos financieros a largo plazo es un progreso dramático para esas economías. Muchas de ellas estaban ya sea acostumbradas a usar dólares como su principal vehículo de créditos o limitaban sus contratos a corto plazo debido a la debilidad de sus monedas.

La fortaleza del mercado local de deuda también ha ayudado a estas economías a sortear mejor la crisis actual pese al debilitamiento de sus monedas frente al dólar.

Hacia el futuro, el informe sugiere que estos países diseñen una estrategia a largo plazo mediante la emisión de deuda pública y créditos al sector privado de mayor vencimiento, y a través de la promoción de políticas macroeconómicas que hagan que estas economías sean más autosuficientes. El informe no analizó países específicos, sino que se enfoca en los temas generales de la región, según de la Torre.

Fuente: WSJ