28 ene. 2010

La Fed mantiene tipos e insiste: seguirán bajos por un "largo periodo" de tiempo

por F. R. Ch|Agencias

La Reserva Federal ha decidido mantener los tipos de interés en su nivel histórico más bajo, entre el 0% y el 0,25%, por un mes más. El organismo que preside Ben Bernanke ha vuelto a insistir en que se mantendrán así durante un periodo "extenso de tiempo", aunque ya aparecen miembros del Comité Abierto que discrepan de esta política. Hoenig, de la Fed de Kansas, ha votado en contra de la decisión, rompiendo la unanimidad.

Sin sorpresas en el discurso elaborado por la Fed para concluir su primera reunión de este 2010. El banco central estadounidense ha vuelto a reiterar su compromiso de mantener las tasas de interés cerca de cero por un "largo periodo de tiempo".

Sin embargo, en esta ocasión la unanimidad se ha roto y uno de los miembros del Comité Abierto ha levantado la voz con su voto en contra del comunicado. Se trata de Thomas Hoenig, presidente de la Fed de Kansas, quien ha mostrado su oposición a la línea marcada por el banco central.

El banquero ha mostrado su disconformidad con la línea que lleva a cabo el banco central, sugiriendo que los tipos seguirán bajos durante mucho tiempo. Hoenig ha apostado por lanzar un lenguaje más duro, ya que cree que las condiciones económicas y financieras han cambiado. Ahora, el funcionario estima que la Fed debería cambiar su discurso y no garantizar las expectativas de que el precio del dinero seguirá cerca de 0% en los próximos meses.

Desde hace justo un año, un comunicado de la Fed no recogía una votación no unánime. Fue el pasado 28 de enero, cuando uno de los miembros de la Fed votó en contra del comunicado al ser partidario de una política de compra de deuda estadounidense y no sólo de compra de activos con problemas. En marzo, la Fed adoptó estas medidas, en plena caída libre de los mercados financieros.

Mejora la economía
En el comunicado publicado hoy, la Fed destaca que "la economía de Estados Unidos siguió fortaleciéndose en diciembre y que el deterioro del mercado laboral se modera". Además, el banco central insiste en que la inflación se mantendrá estable durante un tiempo, debido al alto nivel de desempleo, instalado en el 10%.

También menciona que la expansión del gasto familiar se mantuvo moderado, restringido por las dificultades del mercado laboral y las duras condiciones del crédito. Por eso, la institución observa que el ritmo de recuperación económica seguirá débil por un tiempo, aunque anticipa una subida gradual de los recursos utilizados. Eso sí, el informe no se detiene en las condiciones del mercado inmobiliario, que en la última semana ha dado señales de debilidad al reflejar nuevas caídas en el ritmo de ventas de casas nuevas y de segunda mano, así como el de los precios en las principales áreas metropolitanas.

Fin de las medidas de apoyo en el horizonte
Por otra parte, el organismo dirigido por Bernanke ha reiterado que acabará con la compra de activos hipotecarios a finales del primer trimestre del año. Además, la Fed ha señalado que desactivará la facilidad de subasta a plazo, siendo la última el próximo 8 de enero.

Una medida similar han llevado a cabo los principales bancos centrales del mundo, que van a cortar el grifo de los dólares a las entidades financieras a partir del 31 de enero, ante la mejora económica y de los mercados financieros.

Las principales autoridades monetarias de las economías avanzadas habían implementado un sistema de subastas de liquidez en divisa estadounidense para que los bancos que necesitaran dólares con urgencia durante la crisis financiera pudieran tener acceso a ellos.

Reacciones
El comunicado no ha dejado muchas sorpresas, aunque la ruptura de la unanimidad ya es una señal importante para lo que pueda venir en los próximos meses. El economista jefe de LPL Financial, Jeff Kleintop, ha destacado que el banco central "no ha cambiado su programa de compra de activos respaldados por hipotecas" y añade que "supongo que algunas personas tenían la impresión de que podrían extenderse", por lo que espera "debilidad en los valores inmobiliarios".

En este mismo sentido se ha manifestado Scott Macdonald, de Aladdin Capital, quien considera que "el freno a la compra de activos inmobiliarios podría elevar las dudas sobre la fortaleza de la recuperación", y más cuando en el último mes, las ventas de casas han sufrido caídas.

Por su parte, el estratega de Key Private Bank, Bruce McCain, ha destacado que la Fed mantiene un discurso "cauto" aunque reconoce que "las duras condiciones del mercado laboral están aplacándose".

Otra lectura positiva la ha tenido el economista jefe para Estados Unidos de Swiss Re, Kurt Karl. Este experto cree que el comunicado es "positivo". Karl destaca que la Fed insiste en que mantendrá las tasas cercanas al 0% por mucho tiempo, "lo que es bueno para los mercados".

Fuente: Expasión