30 mar. 2010

Eslovenia goza del mismo nivel de vida que España

por Ramón R.Lavín. Bruselas

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguraba en 2008 que el nivel de riqueza de los españoles pasaría antes de 2012 al de italianos e igualaría al de Francia y Alemania. El objetivo parece demasiado ambicioso a día de hoy.

La Comisión Europea publicó ayer un cuadro con el poder adquisitivo de los países de la Unión. La capacidad de compra de los españoles se encuentra en el 96% de la media comunitaria, muy lejos del grupo de los países de cabeza, como Luxemburgo, 188%; Reino Unido, 132%; Chipre, 129%; Holanda, 129%, y Austria, 128%. Alemania, locomotora de la Unión Monetaria, está en el 121% de la media; Francia, en el 111%, e Italia en 103%, siete puntos por encima de España.

[foto de la noticia]
Ampliar foto

Los países comunitarios cuyos ciudadanos tienen más problemas para adquirir bienes y servicios son Rumanía, Bulgaria, Polonia y Hungría. Todos ellos incorporados a la UE en la última ampliación de 2007. Para examinar las diferencias en el coste de la vida entre los diferentes Estados miembros, el Ejecutivo comunitario ha elaborado un índice de poder adquisitivo, que tiene en cuenta tanto la renta media como el nivel de precios. La media comunitaria es de 100 puntos. En este ranking, España ocupa la decimoquinta posición con 96 puntos, es decir, con un poder adquisitivo un 4% inferior a la media comunitaria, al mismo nivel de Eslovenia, según datos correspondientes a 2008.

Gran brecha
Y es que Europa presenta resultados desiguales, como mostraban ayer los datos de confianza. Después de la pausa del mes de febrero, los indicadores de coyuntura, tanto el Indicador del Sentimiento Económico (ISE) –que aumentó 2 puntos en la UE hasta situarse en 99,6, y 1,8 puntos en la eurozona hasta alcanzar 97,7 puntos– como el Indicador del Clima Empresarial (ICE), “mejoraron significativamente, en el mes de marzo”, según aseguraba ayer la Comisión Europea (CE) en su informe mensual.

Sin embargo, esa recuperación no es homogénea y esconde divergencias importantes entre unos países y otros: el indicador supera la tendencia media a largo plazo en algunos países como Alemania, Francia, Italia y Polonia, mientras que en otros permanece todavía por debajo, lo que es el caso en España, Holanda, Portugal y Grecia.

El problema heleno ha sido precisamente el que ha puesto a Europa en el punto de mira. El director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, pidió ayer a los países de la zona euro más coordinación en sus políticas económicas para evitar que se generen desequilibrios en el sistema, e instó al “trabajo en común” para mantener el proceso de recuperación. Dijo que ve “una clara necesidad” de que la UE cuente con un marco común para prevenir y gestionar las situaciones de crisis.

S&P, atenta al ráting de Reino Unido
Standard & Poor’s (S&P) reafirmó ayer el nivel “AAA” de la calificación de riesgo crediticio del Reino Unido, pero advirtió de que lo revisará a la baja si el Gobierno que salga de las próximas elecciones generales no presenta una estrategia fiscal clara.

En un comunicado, S&P indicó que la perspectiva de la calificación crediticia británica sigue siendo negativa, teniendo en cuenta que no hay un plan sólido de consolidación fiscal y que hay dudas sobre lo que hará el Gobierno que salga de las urnas en las elecciones que previsiblemente se celebrarán el 6 de mayo. “La carga de la deuda neta general del Estado podría acercarse a un nivel incompatible con la calificación ‘AAA’ rating.

La calificación podría rebajarse si concluimos que la estrategia fiscal del próximo Gobierno no puede reconducir la carga de la deuda a una trayectoria descendente segura en el medio plazo”, afirmó. Por contra, añadió S&P, la perspectiva “podría volver al nivel de ‘estable’ si se aplican medidas integrales que sostengan con más solidez las finanzas públicas”.

Fuente: Expansión