21 sept. 2010

La Fed preocupada, pero posterga la adopción de medidas

Washington (Dow Jones)—La Reserva Federal de Estados Unidos dio indicios de que se siente cada vez más incómoda con el panorama para la economía estadounidense en el 2011, pero postergó la toma de nuevas medidas para incentivar la recuperación en medio de un intenso debate interno sobre qué medidas tomar.

Los funcionarios de la Fed señalaron al fin de la reunión de política monetaria del Comité de Mercados Abiertos de un día que no se sienten cómodos con los niveles recientes de inflación sumamente bajos e indicaron que esperan que la recuperación de la economía tras una profunda recesión sea modesta en el corto plazo. Esto sugiere que más compras de bonos para estimular el crecimiento podrían realizarse dentro de poco.

"Los indicadores de la inflación subyacente están en la actualidad en niveles algo inferiores a los que el Comité juzga más consistentes, en el largo plazo, con su mandato de promover un máximo de empleo y la estabilidad de precios", indicaron los funcionarios de la Fed.

Para combatir la recesión que se inició en diciembre de 2007 y terminó en junio de 2009, la Fed primero redujo las tasas de interés de corto plazo a niveles cercanos a cero. Cuando eso no fue suficiente, el banco central estadounidense compró US$1,7 billones principalmente en valores respaldados por hipotecas, una medida que ayudó a mantener bajas las tasas de interés para los préstamos hipotecarios y otros préstamos de largo plazo.

Los informes económicos publicados desde la reunión de agosto han apuntado hacia un ritmo de crecimiento que se mantiene lento. La inflación, excluyendo los volátiles precios de los alimentos y la energía, se ubicó el mes pasado por debajo del 1,0%, nivel muy inferior a la meta informal de la Fed.

El desempleo debería mantenerse alrededor del 9,0% para el final del próximo año, según el último sondeo de The Wall Street Journal a economistas realizado entre el 3 y el 7 de septiembre. Tres de cada cinco economistas pronostican que la Fed reanudará la compra de bonos para estimular el crecimiento de la economía.

Se espera que el cada vez menor impulso proporcionado por el estímulo fiscal y el aumento de la incertidumbre en el sector empresarial sobre los impuestos y las regulaciones mantenga el crecimiento de la economía en el 2011 por debajo de su tendencia.

Las últimas proyecciones de la Fed en junio sugieren que la economía crecerá más del 3,5% en el 2011. Eso se compara con las expectativas de economistas del sector privado, realizadas previamente este mes, de que la economía se expandirá un 2,8% el próximo año. La Fed actualizará sus proyecciones durante la próxima reunión del 2 y 3 de noviembre.

El presidente de la Fed, Ben Bernanke, señaló el 27 de agosto que el banco central hará lo que sea necesario para apoyar una recuperación económica que perdió impulso antes del verano. Bernanke indicó que apoya la realización de compras adicionales de valores del Tesoro de Estados Unidos para reactivar la economía. El funcionario agregó que sigue sopesando diferentes opiniones sobre lo que podría motivar a la Fed a tomar nuevas medidas.