15 oct. 2010

Los flujos de inversión extranjera, estancados en 2010

LONDRES (Dow Jones)—Los flujos globales de inversión extranjera directa cayeron en el segundo trimestre de este año y podrían seguir disminuyendo si las principales economías intentan debilitar sus monedas, señaló el jueves la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo, o UNCTAD por su sigla en inglés.

La UNCTAD señaló que los ingresos de inversiones extranjeras directas se redujeron un 25% respecto del primer trimestre y un 17% frente al segundo trimestre de 2009.

La UNCTAD indicó que ahora espera que los flujos totales de inversión extranjera directa para el año permanezcan sin variación respecto del total de 2009, de poco más de US$1 billón (un millón de millones), lo que representó una contracción del 39% en relación a 2008.

Previamente proyectaba un "modesto" aumento para este año.

La agencia de las Naciones Unidas indicó que los flujos podrían verse seriamente afectados si se produjera una "guerra de monedas", o una serie de intentos recíprocos por parte de las principales economías de obtener beneficios mediante el debilitamiento deliberado de sus monedas.

"Los flujos de inversión extranjera directa son especialmente sensibles al riesgo de depreciaciones competitivas de monedas (...), ya que afectan los precios de activos, la competitividad de (...) las exportaciones, el valor de transferencia de ganancias y el costo de producción", señaló la UNCTAD.

La disminución de la inversión extranjera directa fue la primera en cinco trimestres, y es un indicio de que la recuperación económica global sigue siendo frágil y vulnerable a los esfuerzos de los gobiernos por reducir los déficit presupuestarios que se incrementaron durante la crisis y la posterior recesión.

"A medida que los gobiernos gradualmente retiran sus paquetes de estímulo monetario y en algunos casos reducen la inversión pública ante los crecientes déficit y niveles de deuda, la inversión privada en la forma de inversión extranjera directa no parece preparada para tomar su lugar", señala la UNCTAD.