1 dic. 2010

Goldman Sachs, GE y Morgan Stanley estuvieron entre los principales receptores de ayuda de la Fed durante la crisis

Por Luca Di Leo

WASHINGTON—Goldman Sachs Group Inc., General Electric Co. y el Banco Central Europeo están entre las grandes instituciones que acudieron a la Reserva Federal por ayuda durante la crisis financiera.

El banco central estadounidense reveló detalles el miércoles de cerca de US$3,3 billones (millones de millones) en préstamos hechos a firma financieras y bancos centrales extranjeros durante la crisis.

Con la publicación de los datos en su sitio en Internet, la Fed cumple con la ley de regulación financiera Dodd-Frank aprobada en julio que, entre otras cosas, busca incrementar la transparencia del banco central de Estados Unidos.

Las cifras muestras que Goldman Sachs usó el programa de préstamos de emergencia de la Fed en 84 ocasiones para un total de casi US$600.000 millones. Anunciado en marzo de 2008, el fondo Primary Dealer Credit Facility fue usado 212 veces por Morgan Stanley.

Funcionarios de la Fed dijeron que esta es la mayor publicación en la historia de datos sobre préstamos otorgados durante una crisis por parte de un banco central. La cifra de US$3,3 billones se refiere a la suma total de los préstamos en el cenit de cada programa. La cifra cubre todos los programas de préstamos de emergencia de la Fed durante la crisis excepto por los de los bancos que tomaron prestado de la ventana de descuento de la Fed. Los archivos entregan información sobre más de 21.000 transacciones desde diciembre de 2007 a julio de 2010.

La Fed dice que no tuvo pérdidas en sus créditos en los programas que han sido descontinuados debido al mejoramiento de las condiciones financieras y que no espera pérdidas en los pocos que aún están vigentes.

En diciembre de 2007, la Fed dio inicio a una serie de programas sin precedentes, destinados a luchar contra la contracción del crédito, a medida que la turbulencia en los mercados financieros empeoraba. El banco central estadounidense creó primero la Term Auction Facility, la cual permitía que los bancos pidieran préstamos sin el estigma asociado al uso de la ventana de descuento de la Fed, la forma tradicional de obtener préstamos de emergencia.

Uno meses después, a medida que los mercados financieros se deterioraron después del colapso de Bear Stearns Cos., la Fed creó la Primary Dealer Credit Facility, la cual ofrecía préstamos de la ventana de descuento a los bancos de inversión. Estos préstamos previamente sólo habían estado disponibles para los bancos comerciales que están mucho más regulados.

Además de proveer préstamos de emergencia a los bancos, la Fed a través de su Term Securities Lending Facility, accedió a prestar hasta US$200.000 millones en valores del Tesoro a bancos de inversión por períodos de 28 días.

Para ayudar a los fondos mutuos de mercados de dinero durante la crisis, la Fed lanzó la Asset-Backed Commercial Paper Money Market Mutual Fund Liquidity Facility. También creó la Money Market Investor Funding Facility para ayudar a los inversionistas en mercados de dinero.

En octubre de 2008, la Fed creó la Commercial Paper Funding Facility para ayudar a las empresas que tuvieran problemas para obtener préstamos a corto plazo conocidos como papeles comerciales.

Las grandes empresas usan estos préstamos para financiar sus operaciones del día a día, sin embargo, los papeles comerciales estaban bajo fuertes presiones, haciendo que fuera difícil que ciertas compañías obtuvieran la financiación que necesitaban. Una amplia gama de empresas como American Express Co., General Electric Co., Ford Motor Co. y Harley-Davidson Inc. expresaron interés en ese programa. La Fed dejó de extender estos préstamos en febrero.

Los detalles suministrados en el sitio web incluyen al nombre de la entidad que tomó el préstamo, la cantidad y la tasa de interés que se le aplicó, así como información sobre avales y otros términos relevantes al crédito. Información similar se entrega para los préstamos que hace la Fed a bancos centrales extranjeros a través de las líneas de canje de liquidez en dólares.

El senador estadounidense Bernie Sanders, quien propuso la cláusula en la ley Dodd-Frank que permitió que se revelara esta información, dijo anteriormente que revisaría las cifras en busca de evidencia de que hubo conflictos de interés en los préstamos de emergencia que hizo el banco central durante la crisis.

Gracias a Sanders, quien ha liderado la batalla para hacer a la Fed más transparente, la Oficina de Responsabilidad del Gobierno de EE.UU. llevará a cabo una auditoría de las acciones de emergencia de la Fed desde el inicio de la crisis en 2007.

Fuente: WSJ