18 feb. 2011

La inflación y la deuda soberana, las principales preocupaciones del G-20

Dow Jones Newswires

El Grupo de las 20 naciones ve en la subida del precio de las materias primas, el potencial sobrecalentamiento de las economías emergentes y los problemas de la deuda soberana en los países avanzados los riesgos más importantes para la recuperación mundial. Por ello, sus prioridades en cuestión de políticas monetarias son los recortes presupuestarios, una mayor libertad de los tipos de cambio y las reformas estructurales, de acuerdo con el borrador de un documento.

El primer borrador de un comunicado que se hará publico el sábado, al que ha tenido acceso Dow Jones Newswires, dice que las grandes potencias industriales y los países en desarrollo han acordado que habrá un "número limitado" de indicadores para medir los grandes desequilibrios económicos, aunque aún no se ha decidido cuáles serán esos indicadores.

El G-20 ha prometido "una acción coordinada de las políticas" para garantizar "un crecimiento sostenible y equilibrado" de la economía mundial, cuya recuperación "avanza en línea con nuestras expectativas, pero sigue siendo desigual", según el borrador elaborado para la reunión de ministros de Finanzas del G-20 que tendrá lugar en París este fin de semana y que comienza el viernes.

"Aunque la mayoría de las economías avanzadas están experimentando un crecimiento modesto y persiste un alto desempleo, las economías emergentes están experimentando un crecimiento más robusto y algunas de ellas, signos de sobrecalentamiento", señala el borrador. "Los riesgos a la baja siguen estando presentes, como las tensiones en los mercados de deuda soberana de las economías avanzadas, las presiones inflacionistas, junto con importantes entradas de capital en las economías emergentes, creando riesgos de burbujas. El encarecimiento de las materias primas ha aumentado la preocupación por la sostenibilidad del crecimiento y la seguridad alimenticia".

El G-20 se dispone a elaborar directrices que evalúen los desequilibrios antes de su próxima reunión, en abril, dice el documento.

Es probable que los tipos de cambio también ocupen un lugar destacado, con Estados Unidos y las potencias emergentes como Brasil acusando a China de mantener devaluada deliberadamente su moneda para beneficiar a sus exportadores. China, por su parte, acusa a Estados Unidos de utilizar la política monetaria expansionista para devaluar el dólar, que también desempeña un papel de principal divisa de reserva mundial.

El borrador también expresa su preocupación por el impacto de la volatilidad de los precios de las materias primas, por lo cual se designará un grupo que estudie la elaboración de un plan de acción.

El grupo dice que pedirá al FMI y otros que recomienden medidas encaminadas a reducir la excesiva volatilidad de los precios del gas y el carbón, según el borrador del comunicado.