5 sept. 2011

El regulador hipotecario de EE.UU. demanda a 17 bancos

Por Nick Timiraos y Al Yoon

La Agencia Federal de Financiamiento de Viviendas de Estados Unidos, o FHFA, presentó el viernes una demanda contra Bank of America Corp., Barclays PLC, Citigroup Inc., J.P. Morgan Chase & Co., Nomura Holdings y otras firmas en relación a malogrados bonos hipotecarios.

El regulador federal de los gigantes hipotecarios Fannie Mae y Freddie Mac demandó a Bank of America en relación a más de US$6.000 millones en pérdidas, a la filial Merrill Lynch de BofA sobre más de US$24.000 millones en pérdidas, a Barclays sobre más de US$4.900 millones, a Citigroup sobre US$3.500 millones y a Nomura sobre más de US$2.000 millones, indicaron los informes.

La FHFA también está demandando a J.P. Morgan por pérdidas de US$33.000 millones, a HSBC Holdings PLC por US$6.200 millones en pérdidas, a Credit Suisse Group sobre más de US$14.100 milllones y a Deutsche Bank AG sobre US$14.000 millones.

La FHFA presentó la primera de lo que sería casi una decena de demandas en julio contra UBS AG, exigiendo US$900 millones en daños. UBS, en un comunicado emitido en aquel entonces, prometió defenderse "vigorosamente" contra todos los cargos en la corte. La demanda alega que UBS hizo declaraciones falsas sobre 16 valores respaldados por hipotecas que vendió a Fannie y Freddie desde finales de 2005 a mediados de 2007, incluyendo sobra valoraciones de la capacidad de los prestatarios para pagar los préstamos.

La FHFA emitió 64 citaciones judiciales el año pasado a los emisores y firmas de servicios de valores respaldados por hipotecas en lo que se ha convertido en una de las mayores investigaciones hasta la fecha de posible fraude de valores. La FHFA no reveló qué firmas estaba investigando en aquel entonces.

La pesquisa se concentró en los valores de "etiqueta privada" basados en préstamos de alto riesgo o "subprime" y otros préstamos riesgosos originados por las compañías hipotecarias, agrupados por las firmas de Wall Street y luego vendidos a los inversionistas. Muchos de los valores hipotecarios fueron creados a partir de hipotecas subprime e hipotecas que requerían poca o ninguna documentación de los ingresos de los prestatarios, los cuales se deterioraron marcadamente durante el declive inmobiliario.

Fannie y Freddie no podían comprar esas hipotecas directamente, pero se les permitió invertir en pedazos de esos valores con calificación triple-A. Fannie y Freddie estuvieron entre los mayores inversionistas de esos valores. A finales de julio, contaban con cerca de US$78.000 millones y US$149.000 millones respectivamente, en valores que no están respaldados por una entidad del Estado. Los valores de "etiqueta privada" han estado entre aquellos con las hipotecas de peor desempeño.

Las citaciones emitidas el año pasado pueden haber sido usadas para acceder a archivos de préstamos y otros documentos que mostrarían cómo los préstamos subyacentes a los valores no corresponden a los materiales que se usaron para promover las inversiones. La capacidad de emitir citaciones judiciales le da a la FHFA una gran ventaja sobre los inversionistas privados, los cuales tienen más inconvenientes para acceder a los archivos de préstamos que son cruciales para tales casos.

Fannie y Freddie ya han recuperado cerca de US$18.000 millones de los bancos desde principios de 2010, según documentos presentados por las compañías a la Comisión de Bolsa y Valores de EE.UU. Este monto corresponde a préstamos que las compañías compraron a los bancos y agruparon en sus propios valores que luego vendieron a los inversionistas.

Otros inversionistas privados han buscado recuperar sus pérdidas de los bancos. En junio, Bank of America alcanzó un acuerdo extralegal por US$8.500 millones para resolver ciertas acusaciones presentadas por los inversionistas. El banco no admitió culpabilidad alguna en el acuerdo. El martes, la FHFA presentó una moción que le permitiría intervenir en el caso.

Fuente: WSJ