4 oct. 2011

La salida a bolsa de Loterías no ofrece ningún premio

Por Andrew Peaple

La compañía pública de loterías española ha dado a Europa otro boleto sin premio.

El Gobierno español anunció a última hora del miércoles la cancelación de la privatización del 30% de Loterías y Apuestas del Estado, citando las desfavorables condiciones del mercado. El que una compañía tan defensiva no pueda cotizar en el mercado es una mala señal para el moribundo mercado de salidas a bolsa en Europa. Para los países europeos que esperan recaudar un dinero muy necesario mediante la venta de activos estatales, es un augurio aún peor.

La combinación de mercados volátiles e intereses políticos ha lastrado la salida a bolsa de Loterías. Desde que se anunció la operación, la bolsa española ha caído un 15%. Eso significaba que la salida a bolsa podría valorar Loterías por debajo del valor en libros de 20.500 millones de euros, según la ministra de Economía española, Elena Salgado. El Gobierno habría sufrido las acusaciones de la oposición de vender con descuento una de las joyas de la corona de España, justo antes de las elecciones del mes que viene.

Cualquier esperanza de que el mercado de salidas a bolsa europeo se reactive ahora parece haberse ido. Con unos ingresos estables, sin deuda y una posición de casi monopolio en España, Loterías parecía un sólido candidato a cotizar en el mercado. Sin embargo, su fracaso significa que se han cancelado o aplazado 19.100 millones de euros en salidas a bolsa en Europa este año, más que en cualquiera de los años desde 2007, según Dealogic. Los volátiles mercados dificultan la labor de los inversionistas de valorar las empresas, mientras que el mediocre comportamiento tras el debut bursátil de compañías como Glencore les hacen ser cautos.

Gobiernos como el de España, mientras, se encuentran inmersos en un círculo vicioso. La volatilidad del mercado se debe en gran parte a la preocupación por las cuentas de los gobiernos europeos; la privatización de activos estatales podría ayudar a restaurar esas finanzas, pero las turbulencias del mercado entorpecen mucho esas operaciones.

El Gobierno español dice que puede seguir adelante sin los entre 5.000 millones de euros y 7.000 millones de euros que habría conseguido con la operación de Loterías. Sin embargo, haber sacado adelante la operación habría sido una señal importante de la capacidad del Gobierno de recaudar fondos en unos mercados difíciles. El Gobierno griego verá con especial pesadumbre la noticia. Su plan de recaudar 50.000 millones de euros en los próximos cinco años mediante un programa de privatizaciones y ventas de activos inmobiliarios es clave para restablecer su salud fiscal.

Comprar un billete de lotería empieza a parecer una manera más segura de conseguir dinero.

Fuente: WSJ