20 may. 2011

El nivel de regulación de los bancos crea incertidumbre

Por David Reilly

Las autoridades reguladoras bancarias en Estados Unidos necesitan ser más claras con los inversionistas.

Al tiempo que se extiende el debate sobre como abordar de mejor manera la amenaza sistémica que representan los bancos que son demasiado grandes para fracasar, la pregunta clave es si las autoridades planean tratar a estas instituciones financieras como servicios básicos altamente regulados. Esto parecería un curso natural de acción. Después de todo, las autoridades afirman que buscan tener un mayor control sobre estas empresas. Sin embargo, no existe la voluntad política para dividirlas.

Hasta el momento, las autoridades reguladoras han dado señales mixtas sobre hasta qué punto están dispuestos a seguir ese camino. Ciertamente, se han abstenido de usar las palabras "servicios básicos". En una audiencia del Comité de Bancos del Senado realizada el jueves, el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, dijo que este verano los reguladores presentarán propuestas sobre nuevas regulaciones para empresas sistemáticamente importantes, que incluyen requerimientos "mejorados" de capital.

Sin embargo, Bernanke no ha dado una indicación del potencial tamaño de esos requisitos adicionales. En cambio, la Fed permitió recientemente que grandes bancos como J.P. Morgan Chase, que es muy probable que sea designado como una entidad sistemáticamente importante, eleven sus dividendos y recompren acciones. Ello ha llevado a muchos inversionistas y bancos a creer que el requerimiento de capital adicional no será en realidad tan estricto.

En tanto, Sheila Bair, presidenta del Fondo de Garantía de Depósitos, FDIC, dijo en la misma audiencia que "este requisito de capital adicional podría convertirse en un cojín significativo de capital accionario común tangible", lo que conlleva un tono mucho más agresivo. Bair también refutó los argumentos de la industria bancaria respecto a que los mayores requisitos de capital impactarían negativamente la creación de crédito y el crecimiento económico.

Los reguladores tienen en sus manos la clave para las valuaciones de los mayores bancos. Pero dada la manera en que se encuentra la situación, los inversionistas están en una posición en la que deben evaluar un retorno a las ganancias "normalizadas" sin saber qué es lo normal en el mundo de la postcrisis.

Fuente: WSJ