21 sept. 2011

S&P rebaja la calificación de deuda de Italia

Por Drew Fitzgerald

Standard & Poor's Ratings Services rebajó el lunes la calificación de deuda soberana de Italia en un escaño, y señaló que el débil crecimiento económico del país y su frágil coalición de gobierno le harán más difícil eludir la creciente crisis que afecta a la eurozona.

La noticia representa un nuevo obstáculo para la tercera mayor economía de la zona, que se ha enfrentado a los efectos de la creciente crisis de deuda en Europa y a más de una década de un mediocre crecimiento económico.

S&P otorga ahora a Italia una calificación "A", cinco escaños sobre el territorio chatarra. Su perspectiva sigue siendo "negativa", lo que refleja las débiles proyecciones de crecimiento económico y divisiones en el gobierno que probablemente limitarán la capacidad del Parlamento italiano para responder decisivamente a esos problemas.

La firma señaló que la debilidad de Italia en sus criterios "políticos" y de "deuda" fueron los principales responsables de la rebaja, y agregó que la menor demanda externa, las medidas de austeridad del gobierno y la presión alcista sobre los costos de financiamiento probablemente hagan caer el crecimiento económico por debajo las proyección base que divulgó S&P en mayo, cuando la firma rebajó la perspectiva del país.

El lento crecimiento desde entonces harán más difícil para Italia cumplir las metas fiscales revisadas establecidas este año.

Moody's Investors Service mantuvo el viernes su perspectiva negativa para la calificación de deuda soberana de Italia, y señaló que probablemente necesitará otro mes para evaluar la solvencia del país.

Moody's aún tiene una calificación "Aa2" para Italia, la tercera calificación de deuda soberana más alta.

Por su parte, el Banco Central Europeo compró el martes bonos italianos, dijeron tres operadores conocedores de la operación.

"Han comprado bonos de Italia en pequeñas cantidades y hemos visto repuntar al bono de ocho años", dijo un operador en Londres.

La rentabilidad del bono italiano a 10 años subía en tres puntos básicos hasta 5,603%, por debajo del máximo de 5,67%.

Fuente: WSJ