23 sept. 2011

La troika exige a Grecia que elimine 100.000 empleos en el sector público para 2015

Por Alkman Granitsas

ATENAS (EFE Dow Jones)--Los acreedores internacionales de Grecia han exigido al Gobierno que elimine 100.000 puestos de empleo públicos para 2015 --de los cuales 50.000 pasarían a un régimen de empleo especial con el sueldo reducido con efectos inmediatos-- como condición para poder reanudar las negociaciones, señaló el domingo un diario griego.

Según la edición digital del periódico To Vima, inspectores de la troika --formada por la Comisión Europea, el Fonso Monetario Internacional y el Banco Central Europeo-- han presentado 15 medidas de austeridad que Grecia debe implementar "aquí y ahora".

Entre ellas, la troika pide la abolición de miles de puestos de trabajo en 10 organismos públicos --desde la radio y televisión nacional hasta la agencia estatal de gestión de la propiedad--, así como el cierre o fusión de otras 65 organizaciones estatales para diciembre.

En mayo de 2010, Grecia evitó por poco la quiebra gracias a un rescate de 110.000 millones de euros de sus socios de la eurozona y del Fondo Monetario Internacional a cambio de implementar duras medidas fiscales y reformas económicas.

Como parte de las negociaciones con los acreedores, Grecia acordó en marzo de este año eliminar 80.000 puestos de trabajo públicos para 2015. Pero con el consentimiento de la troika, el Gobierno también ha contratado a 24.000 nuevos trabajadores en los dos últimos años para suplir la escasez de trabajadores en determinadas áreas del sector público, dijo el diario.

Ahora que es poco probable que Grecia cumpla con los objetivos de déficit este año, la troika ha elevado el número de despidos en el sector público a 100.000, exigiendo que el Gobierno lleve a cabo los recortes prometidos y que rescinda las nuevas contrataciones realizadas en los últimos 20 meses.

Por su parte, un alto cargo del Fondo Monetario Internacional dijo el lunes que el Gobierno griego tendrá que llevar a cabo "medidas adicionales" para cumplir sus objetivos presupuestarios, añadiendo que el país debe avanzar con los recortes en el sector público.

En una conferencia, Bob Traa, alto representante para Grecia del FMI, dijo que el Gobierno debe llevar a cabo las reformas estructurales y darse prisa en cerrar organismos vinculados al Estado, así como frenar la factura procedente de los salarios públicos.

"Se necesitarán medidas adicionales para que el déficit se reduzca a niveles sostenibles", dijo Traa.

Estos comentarios de produjeron sólo horas antes de la teleconferencia que va a celebrar el ministro griego de Finanzas, Venizelos Evangelos, con los responsables de la troika, formada por la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo, para valorar el progreso del país en sus esfuerzos de reducción del déficit.

Las presiones sobre Grecia han aumentado desde que las negociaciones con esos inspectores internacionales se suspendieron de forma abrupta a comienzos de septiembre debido a que el país parecía desviarse de sus objetivos de déficit para este año.

Pese a ello, Traa dijo que Grecia ha progresado mucho en los dos últimos años en cuanto a la reducción del déficit. "Grecia merece respeto por lo que ha hecho", añadió.