20 sept. 2011

Un grupo de economistas apoya a los eurobonos como medida para salir de la crisis

Por Paul Hannon

LONDRES (EFE Dow Jones)--Un grupo de destacados economistas respaldó el lunes la emisión de bonos de la zona euro, no como una forma de resolver la crisis fiscal de la zona euro, sino como forma de hacer que el sistema monetario mundial sea más estable.

En un informe publicado por el Centro de Investigación de Política Económica, los economistas también recomiendan que los acuerdos entre los principales bancos centrales sean permanentes, que se debería permitir al Fondo Monetario Internacional prestar en los mercados de bonos para aumentar su capacidad de préstamo, que las reservas del mercados de divisas deberían agruparse, y argumentaron que los controles de capital se deberían utilizar para frenar la "excesiva volatilidad" de la inversión hacia las economías en desarrollo.

En el informe, Emmanuel Fahri de la Universidad de Harvard, Pierre-Olivier Gourinchas de la Universidad de California en Berkeley y Hélène Rey de la London Business School, explicaron que desde el colapso del Acuerdo de Bretton Woods en 1971, las relaciones monetarias internacionales habían estado gobernadas por un "no sistema" que puede haber sido "un factor agravante o incluso un desencadenante de los desequilibrios financieros que se encuentran en la raíz de la reciente crisis financiera".

Uno de los principales problemas del "no sistema" es que la creciente demanda de activos de reserva de los países en desarrollo no está cubierta por la oferta.

En la actualidad, los valores del Tesoro de Estados Unidos son el activo de reserva dominante, pero que tiene algunas consecuencias negativas, incluyendo el de que las tasas de interés en Estados Unidos sean demasiado bajas y de lugar a burbujas y a endeudamiento excesivo. Otra cosa que también contribuye a los desequilibrios globales es el gran déficit comercial de Estados Unidos que concuerda con el gran superávit comercial de China.

Los tres economistas dijeron que para hacer frente a este problema, se deben tomar medidas para "promover el desarrollo de alternativas a los valores del Tesoro de Estados Unidos como el activo de reserva predominante con el fin de acelerar la inevitable transición a un sistema multipolar".

"Con este fin, la emisión de bonos europeos parece particularmente deseable", dijeron.

Aunque la economía de la zona euro es comparable en tamaño a la de Estados Unidos, su mercado de bonos está fragmentado y cada país miembro se encarga de la emisión de sus propia deuda pública.

La emisión de eurobonos podría crear un mercado de bonos de tamaño similar al de los valores del Tesoro de Estados Unidos, lo que aumentaría la liquidez. Debido a que son fáciles de comprar y vender, los bonos tienen la ventaja de ser casi como el dinero, que es una de las características más interesantes de los activos de reserva.

A largo plazo, los economistas también estiman que el desarrollo de un mercado de bonos denominados en yuanes también será necesario para asegurar un sistema monetario estable.

Mientras la crisis fiscal de la zona euro se ha agravado, el apoyo a la emisión de bonos de la zona euro ha crecido, aunque los principales gobiernos de la zona --sobre todo los de Alemania y Francia-- siguen resistiéndose a la idea.